Universo Blaugrana

Xavi habla con sus jugadores en una pausa del Barça-Villarreal / EFE

Xavi habla con sus jugadores en una pausa del Barça-Villarreal / EFE

El Barça agrava su crisis y proyecta un futuro incierto

El equipo cierra la temporada con la quinta derrota en el Camp Nou ante el Villarreal y Xavi proyecta la gran revolución

Lluís Regàs @LluisRegas

23.05.2022 00:54h Actualizado: 23.05.2022 01:06 h.

2 min

Segundo clasificado, a 13 puntos del Real Madrid. Con siete partidos perdidos y muchas decepciones en el Camp Nou, donde han ganado el campeón, el Betis, el Cádiz, el Rayo y el Villarreal. La despedida, ante los castellonenses, retrató la decadencia de un Barça con muchas urgencias y un futuro incierto.

La temporada empezó mal, con la salida de Messi y Griezmann, y ha acabado igual. Sin un título. Con sendos batacazos en Europa y muy lejos del Real Madrid en la Liga. Y con la afición desencantada. Koeman arrancó el curso y lo despedirá Xavi, con quien el Barça goleó al Real Madrid en el Santiago Bernabéu antes de desplomarse tras el fiasco con el Eintracht de Frankfurt en la Europa League.

El despido de Koeman

Laporta despidió a Koeman tras la derrota del Barça en Vallecas. En el avión de regreso a Barcelona. Entonces, el equipo era noveno y solo había sumado 15 puntos en 10 jornadas. Sergi Barjuan fue el relevo temporal y Xavi asumió el mando en el partido contra el Espanyol, saldado con una sufrida victoria por 1-0.

Joan Laporta y Ronald Koeman salen del Via Veneto tras una comida entre ambos / EFE

Joan Laporta y Ronald Koeman salen del Via Veneto tras una comida entre ambos / EFE

A Xavi le costó dar con la tecla de un equipo deprimido y mermado por las lesiones de Ansu Fati y Pedri. Con los fichajes de Alves, Ferran Torres, Adama y Aubameyang, el Barça mejoró las prestaciones. Nunca tuvo al Madrid a tiro, pero se ilusionó con ganar la Europa League. Su eliminación disparó otra vez todas las alarmas y dejó muchas dudas en el equipo. Demasiadas.

Tres temporadas decepcionantes

El Barça ya encadena tres temporadas con resultados decepcionantes. En 2019 ganó su última Liga. En abril, el equipo soñaba con otro triplete histórico, pero poco después llegaron dos batacazos que anticiparon una crisis de grandes proporciones. El 4-0 que encajó en Anfield y la derrota en la final de la Copa del Rey contra el Valencia fueron los primeros avisos.

Aubameyang, pensativo, durante el Barça-Mallorca del domingo / EFE

Aubameyang, pensativo, durante el Barça-Mallorca del domingo / EFE

El entonces presidente, Josep Maria Bartomeu, mantuvo a Ernesto Valverde como entrenador, a quien destituyó en enero de 2020 tras una derrota contra el Atlético en la Supercopa. Esa temporada, el Barça perdió el pulso con el Real Madrid en la Liga y recibió su derrota más dolorosa: el 2-8 contra el Bayern en Lisboa.

El burofax de Messi

La siguiente temporada comenzó con el burofax de Messi en el que solicitaba su salida del club, la dimisión de Josep Maria Bartomeu, la victoria electoral de Joan Laporta y una Copa del Rey que calmó un poco los ánimos. Laporta puso contra las cuerdas a Koeman a final de temporada y lo sentenció en octubre de 2021. Xavi, su sustituto, tendrá ahora la misión de liderar una renovación que no será fácil por la delicada situación económica del club.

 
Leo Messi se despide emocionado del Barça, en su última comparecencia como culé / EFE

Leo Messi se despide emocionado del Barça, en su última comparecencia como culé / EFE

De momento, los fichajes de Christensen y Kessié apenas ilusionan, pero faltan muchas más piezas. Laporta está obsesionado con Lewandowski y Xavi ya ha dado luz verde a la llegada del delantero polaco. Pero el técnico quiere otro central y dos laterales más. También ha pedido un extremo y todo parece indicar que se irá Dembelé.

Habrá muchas más bajas. Luuk de Jong no seguirá, Coutinho ya ha fichado por el Aston Villa y Xavi ya ha comunicado a Riqui Puig, Mingueza, Lenglet, Umtiti y Braithwaite que no cuenta con ellos para la próxima temporada. Neto, Memphis y Dest también están en venta. Y Frenkie de Jong, por quien el Barça espera ingresar unos 70 millones de euros. El equipo necesita una fuerte para volver a ser competitivo porque el Barça no puede repetir otra temporada tan frustrante. Y Laporta lo sabe. La afición no perdonará otro curso igual.

 
Hoy destacamos