Universo Blaugrana

Luis Suárez, Piqué y Busquets en un derbi / EFE

Luis Suárez, Piqué y Busquets en un derbi / EFE

El Barça busca heredero para Luis Suárez, Busquets y Piqué

El central y el delantero cumplirán 33 años en 2020; el centrocampista, 32

Pau Beya Acero @pbeya96

01.01.2020 16:50h

3 min

Suceda lo que suceda en los terrenos de juego en 2020, el FC Barcelona pondrá fin este año a la década más gloriosa de su historia. Desde 2011, el conjunto azulgrana ha alzado seis Ligas, dos Champions, cinco Copas del Rey, cuatro Supercopas de España, dos Supercopas de Europa y dos Mundiales de Clubes. En total, 21 títulos que podrían ser más el próximo 31 de diciembre.

A la hora de pensar en los futbolistas que han sido artífices de estos títulos, los primeros nombres que aparecen son los de Puyol, Xavi, ValdésNeymar, Dani Alves, IniestaMessi, Piqué, Luis Suárez o Busquets. Obviando a los seis primeros, que o bien están retirados o bien militan en otros clubes, el equipo catalán aún cuenta con cuatro jugadores que han tenido mucho peso en los títulos de la década.

Todos ellos superan la treintena. Argentino, uruguayo y barcelonés cumplirán 33 años este 2020. El de Badia del Vallès, 32. Edades que indican que el fin de su carrera está cerca, por lo que el FC Barcelona debe encontrar cuanto antes unos sustitutos de garantías. Pensar en reemplazar a Leo es utópico. Para Sergio, Gerard Luis, en cambio, el club ya ha empezado a buscar un relevo.

Frenkie, el sucesor

El del mediocentro, de hecho, ya viste de azulgrana. Hablamos, evidentemente, de Frenkie de Jong. Ha sido una de las mejores noticias del equipo azulgrana en este arranque de temporada. Se adaptó al sistema y a la idea de juego desde el primer momento y tiene todas las aptitudes técnicas, físicas y tácticas para triunfar en el Camp Nou.

Frenkie de Jong jugando contra el Sevilla / FC Barcelona

Frenkie de Jong jugando contra el Sevilla / FC Barcelona

Actualmente ocupa la posición de interior debido a la presencia de Busquets, pero Ernesto Valverde ya advirtió que ve en él al futuro pivote del FC Barcelona. Siempre bien colocado, su despliegue físico y su capacidad para salir con el balón jugado desde atrás le convierten en el gran candidato para heredar a Busquets. Como alternativa de mercado aparece el nombre de Eduardo Camavinga. Y en la cantera, el otro BusquetsOriol.

Amplio abanico

Más complicado será relevar a Gerard Piqué. El club tiene en sus filas a los jóvenes Jean-Clair Todibo y Ronald Araujo, pero ninguno de ellos acaba de convencer a la dirección deportiva. Es por ello que la secretaría técnica ya peina el mercado en busca de un central que pueda reemplazar al catalán con garantías. Con De Ligt recién llegado a Turín, el abanico se abre. Aunque nadie es tan atractivo como el holandés.

Diego Carlos en un partido del Sevilla / EFE

Diego Carlos en un partido del Sevilla / EFE

En la Serie A hay jugadores como Milenkovic (Fiorentina), Skriniar (Inter de Milán) o Koulibaly (Nápoles), zagueros con diferente caché y experiencia. En la Liga, Diego Carlos Jules Koundé (Sevilla) o Pau Torres (Villarreal) se presentan como las opciones más seductoras a nivel calidad-precio. Sin olvidar que el FC Barcelona guarda derecho de tanteo por Giménez, del Atlético de Madrid, pero no parece un futbolista que se pueda moldear fácilmente al sistema y la idea de juego del conjunto catalán.

Lautaro... o Lautaro

Menos dudas hay en la posición de delantero centro. Visto su gran arranque de temporada con el Inter de Milán, el club tiene claro que la mejor opción para relevar a Luis Suárez es Lautaro Martínez. En su segundo curso en Europa acumula 13 goles y tres asistencias en 22 encuentros. Tiene 22 años y no saldría por menos de 111 millones de euros. Su velocidad, su juego de espaldas a la portería contraria y su olfato anotador le convierten en la mejor opción para reemplazar al charrúa.

Lautaro Martínez, en la órbita de Barça y Madrid/ FCB

Lautaro Martínez, en la órbita de Barça y Madrid/ FCB

Tres jugadores, tres escenarios diferentes: Busquets tiene al relevo en casa, el de Luis Suárez está claro y el de Piqué, sin embargo, es una incógnita. Gustan muchos, pero ninguno convence por completo. La dirección deportiva tiene una complicada tarea por delante.

 
Hoy destacamos