Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça celebran un gol / EFE

Los jugadores del Barça celebran un gol / EFE

El Barça cambia sus prioridades para el mercado de fichajes

Los buenos resultados cosechados por el club motivan un giro en la política de incorporaciones de este invierno

Yago González

31.10.2018 13:22h Actualizado: 02.06.2020 09:01 h.

2 min

El FC Barcelona navega viento en popa. El equipo ha superado con nota el duro examen que suponían los tres partidos decisivos de la última semana de octubre: Sevilla, Inter de Milán y Real Madrid. Tres victorias contundentes que han dejado a los de Ernesto Valverde líderes en todas las competiciones y con muy buen sabor de boca por el exquisito juego desplegado. Los buenos resultados, por tanto, cambian la agenda del club para el mercado de fichajes de invierno.

Pogba y Rabiot pueden esperar. Es lo que se desprende tras el buen rendimiento ofrecido por Arthur. Al brasileño se le pedía dar un paso al frente. Y lo ha dado. Es un centrocampista joven, con prometedoras cualidades, y ha demostrado saber adaptarse al estilo del Barça. Arthur ha convencido al Txingurri para acompañar a Rakitic y a Sergio Busquets en el centro del campo.

En el mismo sentido, Rafinha también ha demostrado estar a la altura del Barça en partidos de máxima exigencia. Cumple con su papel de recambio de garantías en caso de necesidad. Incluso cuando la pieza a reemplazar es Leo Messi, como ha ocurrido en los últimos encuentros.

El fondo de armario responde

Arthur y Rafinha, por tanto, apuntalan la medular azulgrana. No parece necesario gastar un dineral este invierno en otros centrocampistas de renombre, como Pogba y Rabiot. No conviene precipitarse. Tanto Pogba como Rabiot son percibidos en can Barça como futuro relevo de Rakitic, quien en estos momentos constituye una pieza intocable en los planes de Valverde.

Tal vez en verano el Barça vuelva a sondear a estos cracks. En busca de una operación de envergadura. Pero en estos momentos no son necesidades reales. Arthur es solvente en el once titular. Y Rafinha es un revulsivo de lujo capaz de salvar al equipo en caso de necesidad.

Cambio de prioridades

Pero los buenos resultados cosechados en este final de octubre no significan que el Barça pueda relajarse. La plantilla muestra carencias flagrantes. Una buena racha de resultados puede camuflar las taras del equipo. Pero no cambia la realidad de fondo: la planificación deportiva del pasado verano fue insuficiente. Los azulgrana necesitan refuerzos. Especialmente en la zaga.

Las prioridades del Barça este invierno se centran en la defensa. La zaga azulgrana está bajo mínimos. Las preocupantes lesiones de Umtiti y Vermaelen han dejado al equipo en cuadros. Hasta ahora Lenglet está salvando la papeleta, pero la situación no es sostenible. Especialmente con un Umtiti que no se sabe cómo volverá. Además, Gerard Piqué necesita un recambio.

De Ligt y De Jong en el partido Holanda-Alemania / EFE

De Ligt y De Jong en el partido Holanda-Alemania / EFE

De este modo, la prioridad del Barça es un central. De Ligt es el gran favorito. El deseado por la secretaría técnica. El talento del holandés del Ajax enamora a media Europa. Es uno de los futbolistas con mayor proyección del momento. Y el Barça quiere anticipar su fichaje.

La conexión Barcelona-Ámsterdam promete ser determinante este invierno. Porque la otra prioridad de los azulgrana es Frenkie de Jong. El centrocampista del Ajax lleva en la agenda del Barça desde el pasado verano. Se le percibe como el sustituto ideal de Sergio Busquets y aportaría aún más versatilidad al centro del campo.

La oportunidad de un canterano

De Jong y De Ligt vuelven a ser las prioridades del Barça para el mercado de invierno. Sin olvidar la posible contratación de un lateral izquierdo que dé descanso a Jordi Alba. En este sentido, el club aún se toma un margen para ver la evolución de Juan Miranda. El canterano tiene en la eliminatoria de Copa contra la Cultural Leonesa su mejor escaparate. Sin convence, el club podría ahorrarse otro fichaje.

 
Hoy destacamos