Universo Blaugrana

Una foto de Saúl Ñiguez / Atlético de Madrid

Una foto de Saúl Ñiguez / Atlético de Madrid

El Barça descartó el fichaje de Saúl hace un año

El mediocentro colchonero fue una de las intenciones del club catalán, pero su precio aumentó y priorizaron perfiles más técnicos

Redacción Culemanía @culemanias

11.09.2018 10:54h Actualizado: 11.09.2018 12:39 h.

2 min

El mediocentro del Barça es una cuestión de Estado. Desde que la temporada pasada empezara a sonar con fuerza la retirada de Andrés Iniesta y creciera la falta de efectivos para la medular, el Barça empezó a buscar en el mercado un mediocentro de calidad y que pudiera adaptarse al juego azulgrana. 

Por aquel entonces, hace un año, Saúl Ñiguez conquistó a la afición colchonera con varios recitales futbolísticos que llamaron la atención de varios clubs europeos, entre ellos el Barça. Distintas entidades llamaron a la puerta del Atlético, pero la respuesta siempre fue la misma: Saúl no está en venta. Mientras tanto, el centrocampista se concentró en hacerse con un hueco en el once, pero su representante escuchó ofertas muy suculentas. 

Aumento de la cláusula 

El interés de la secretaría técnica del Futbol Club Barcelona fue tan verídico que el club estuvo a punto de pagar la cláusula de rescisión del jugador. Por aquel entonces de 80 millones de euros. El Atlético conocía las intenciones del club catalán y no quería reforzar a un rival directo perdiendo a una promesa de la casa por mucho dinero que ofrecieran. 

Con un verano intenso y el Barça con mucho capital tras la marcha de Neymar, el Atlético decidió proteger a una de sus estrellas de futuro y asegurarse la continuidad del jugador. Aumentaron la cifra a 150 millones, un precio que el Barça no estaba dispuesto a pagar por un jugador en proyección. 

Además, en el mercado había otras ofertas más suculentas para la entidad que priorizó la técnica, la capacidad goleadora y organizativa de un '8'. 

Saúl, se queda

Fue el propio consejero delegado del Atlético de Madrid, Miguel Ángel Gil Marín, quien desveló la historia en una entrevista en Onda Cero. El Barça desconocía que se había ampliado la cláusula y la negativa de los rojiblancos frustró la operación. 

Además, Saúl quería seguir en el club de sus amores. Meses más tarde el propio jugador dejó claras sus intenciones cuando fue cuestionado por el posible fichaje en la próxima ventana de mercado. "¿El Barça? Yo quiero crecer y ganar títulos con el Atlético". Algo que cumplió meses más tarde con la Europa League. 

Coutinho, el elegido

Con un mercado invernal corto, Coutinho fue el elegido. Y qué elección. El brasileño ha respondido con galones y calidad a su precio. Aun así, el Barça sigue en busca de más refuerzos. Arthur y Arturo Vidal no son suficientes, pese al superávit que hay en la medular azulgrana. Se cuenta con ellos, pero Valverde quiere tener muchas alternativas para la zona del juego donde se cuece y se crea el juego del Barça. 

Coutinho celebra un gol del Barça con Messi / EFE

Las prioridades ya se conocen: Pogba, Rabiot y De Jong son los favoritos en las apuestas para vestir la elástica azulgrana en invierno o la temporada que viene, pero Saúl vuelve a sonar en las oficinas. Sería un fichaje difícil dada la negativa del jugador y el club y, sobre todo, su precio. 

La secretaría técnica trabaja en silencio a la espera de la oferta ideal de mercado, pero parece ser que los negocios con el Atlético de Madrid nunca son fructíferos. Saúl se negó y Griezmann, otro de los deseados, también decidió quedarse. 

 
Hoy destacamos