Universo Blaugrana

Leo Messi marca de penalti contra el Dinamo de Kiev / EFE

Leo Messi marca de penalti contra el Dinamo de Kiev / EFE

El Barça-Dinamo de Kiev pudo terminar 12-6

Las estadísticas del encuentro muestran una superioridad que no se reflejó en el marcador final

Felipe Moreno Corral @morenfe94

06.11.2020 15:07h Actualizado: 06.11.2020 17:00 h.

2 min

Muchos han sido los detractores del nivel de juego mostrado por el FC Barcelona ante el Dinamo de Kiev el miércoles en la Champions. El partido correspondía a la tercera jornada de la fase de grupos. El Barça llegaba con seis puntos después de las dos primeras victorias ante el Ferencvaros (5-1), en la primera jornada, y ante la Juventus de Turín (2-0), en la segunda.

El equipo ucranio venía con la obligación de ganar si quería mantener sus opciones reales de clasificarse para los octavos de final. Sin embargo, la hazaña resultaba difícil de realizar para ellos. Primero, por la diferencia entre los dos equipos, y segundo, por las numerosas bajas que presentaron en la convocatoria a causa del coronavirus.

Resultado engañoso

El encuentro terminó con la victoria de los culés (2-1) en una noche donde la prensa se abalanzó sobre el rendimiento del equipo. Se sufrió demasiado. Aunque la realidad pudo ser bien diferente. A pesar del ajustado marcador final, si nos fijamos en las estadísticas el equipo no mostró un nivel tan pobre como algunos medios han querido mostrar.

Leo Messi con el balón encarando un jugador rival

Leo Messi con el balón encarando un jugador rival / EFE

El FC Barcelona disparó en 22 ocasiones a la portería rival. De esos 22 remates de los de Koeman, 14 de ellos fueron entre los tres palos de los cuales, el joven meta del Dinamo Ruslan Nescheret detuvo, con la ayuda del travesaño, 12. Los otros dos fueron los goles anotados.

Por su parte, el Dinamo de Kiev intimidó en ocho ocasiones al guardameta alemán, Marc-André Ter Stegen. De esos ocho acercamientos, siete fueron remates a portería. Ter Stegen intervino en seis ocasiones. Por lo tanto, si todos los disparos entre los tres palos de cada equipo hubieran acabado en gol, el resultado final sería de 12-6 favorable al FC Barcelona.

¿Quién salvó a quién?

Entonces, la pregunta que uno se puede formular es: ¿quién salvó a quién? ¿Ter Stegen al FC Barcelona o Nescheret al Dinamo? Las voces críticas se alzaron para señalar que sin la buena actuación del cancerbero culé el partido hubiera podido ser un ridículo histórico para los de la capital catalana.

Parada de Ter Stegen durante el encuentro contra el Dinamo de Kiev

Parada de Ter Stegen durante el encuentro contra el Dinamo de Kiev / EFE

Pero pocos han sido los que han aplaudido la gran actuación del portero rival. Sus intervenciones fueron clave para mantener a su equipo con vida a lo largo de los 90 minutos. Si bien es cierto que a una escuadra de la categoría del FC Barcelona siempre se le debe exigir, y se le exige, lo máximo, en esta ocasión Nescheret fue el gran culpable de frustrar el marcador.

Líderes de grupo

El FC Barcelona, finalmente, sumó una victoria más en el grupo y lo lidera cómodamente con nueve puntos. El próximo encuentro será la oportunidad de volver a ver este mismo enfrentamiento, esta vez en Ucrania.

Los culés buscarán afianzarse aún más en la primera posición, mientras que el Dinamo puede decir adiós a sus opciones matemáticas de seguir vivos en la mejor competición por clubes del mundo.

 
Hoy destacamos