Universo Blaugrana

Los futbolistas del Barça celebran una victoria en Mendizorroza / EFE

Los futbolistas del Barça celebran una victoria en Mendizorroza / EFE

El Barça llega a Mendizorroza con un 0-8 a favor

Dominio total del conjunto azulgrana en sus dos últimas visitas al feudo del Alavés

Pau Beya Acero @pbeya96

23.04.2019 14:36h

2 min

Ernesto Valverde ha repetido por activa y por pasiva que su prioridad es atar la Liga cuanto antes para así poder centrar todos los esfuerzos en la Champions League y la Copa del Rey. Las primeras oportunidades para cantar el alirón llegarán esta semana: primero, el miércoles, y si no, el sábado ante el Levante.

El FC Barcelona será campeón el próximo miércoles siempre y cuando sea capaz de vencer al Alavés en Mendizorroza y el Atlético de Madrid caiga ante el Valencia en el Wanda Metropolitano. El segundo condicionante no depende del equipo catalán, que solo aspira a presionar al conjunto rojiblanco superando a los babazorros.

Grandes precedentes

Y a juzgar por los antecedentes, los pupilos de Valverde deberían volver a Barcelona con la victoria bajo el brazo. Desde que el Alavés volvió a la primera división del fútbol español, el cuadro azulgrana ha visitado Mendizorroza dos veces y ha vencido en ambas ocasiones, con un parcial favorable de 0-8.

Los futbolistas del FC Barcelona celebran uno de los tantos que lograron ante el Alavés / EFE

Los futbolistas del FC Barcelona celebran uno de los tantos que lograron ante el Alavés / EFE

En el primero de los desplazamientos, en la temporada 2016-17, el FC Barcelona logró la victoria más abultada: 0-6. Los de Luis Enrique masacraron a los blanquiazules en apenas media hora, entre el 37' y el 68'. Anotaron Luis Suárez, por partida doble, NeymarRakitic y Messi, y el jugador local Alexis en propia meta. El curso pasado la victoria fue más discreta pero igualmente solvente. Al equipo catalán le bastaron dos tantos de Messi para llevarse los tres puntos de Mendizorroza.

Pese a estos buenos precedentes, está prohibido confiarse. Con Abelardo en el banquillo el conjunto vitoriano es otro equipo: ha pasado de luchar por la permanencia a aspirar a puestos europeos y se ha mostrado mucho más sólido mientras jugaba como local. Lograr la tercera victoria consecutiva no será nada fácil.

En el Camp Nou cuesta más

Curiosamente, aunque las últimas visitas a Mendizorroza se han saldado con victorias, los babazorros lo han puesto mucho más difícil en sus desplazamientos al Camp Nou, llegando a ganar en la temporada de su regreso a primera división. Luis Enrique introdujo muchas rotaciones y los de Pellegrino lo aprovecharon para dar la campanada (1-2).

Messi lamenta una ocasión fallada ante el Alavés / EFE

Messi lamenta una ocasión fallada ante el Alavés / EFE

Los dos últimos encuentros en el feudo azulgrana acabaron con triunfos azulgrana, pero no fueron nada fáciles. El curso pasado los catalanes tuvieron que remontar el gol inicial de Guidetti y no lograron el tanto de la victoria hasta el 84'. Y esta temporada, aunque el resultado fue de 3-0, tuvo que ser Messi, en el 64', quien abriera la lata con una gran falta.

Prohibido confiarse. Como recuerda Valverde, todos los equipos salen con el cuchillo entre los dientes en este tramo final de campaña y el Alavés no lo pondrá nada fácil. 

 

Hoy destacamos