Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça, abatidos tras caer contra el Betis / EFE

Los jugadores del Barça, abatidos tras caer contra el Betis / EFE

El Barça muere con orgullo tras recibir un baño táctico del Betis

El conjunto andaluz aprovecha las facilidades de los azulgranas en el primer tiempo

11.11.2018 18:10h

4 min

Mazazo en el Camp Nou. Y con Leo Messi sobre el césped. El regreso tan esperado del crack argentino ha quedado empañado por el juego de un Betis que ha sabido aprovecharse de las concesiones del rival para llevarse los tres puntos (3-4). Los errores del primer tiempo, sobre todo en los laterales, han mermado demasiado en el resultado para azulgrana.

Sin equilibrio entre líneas presente, los visitantes han ido ganando terreno con el paso de los minutos y han dejado en evidencia a un conjunto azulgrana al que no le ha valido el coraje mostrado en el segundo tiempo. Si bien la imagen que los jugadores han ofrecido con el marcador adverso no es reprochable, si que lo es el planteamiento inicial dispuesto por Valverde.

Puntos débiles

Cuando un equipo le planta cara al Barça, le juega de tu a tu, normalmente es el conjunto azulgrana el que se crece más y marca su territorio. Sin embargo, el Betis ha sabido aprovechar a la perfección los despistes de los jugadores de Valverde para asentar su juego y hacer daño.

Valverde se lamenta en el banquillo del Barça / EFE

Valverde se lamenta en el banquillo del Barça / EFE

Quique Setién ha observado que atacar por las bandas podía mermar al Barça, sobretodo actuando por la defendida por Sergi Roberto. El canterano es un excelente comodín para cubrir la posición de lateral diestro, pero en muchas ocasiones se refleja la realidad de que no está preparado físicamente para asumir el cargo. Precisamente por ahí llegó el primer gol del Betis, a cargo de Junior Firpo en el minuto 20.

Además, el juego de los de Setién era ordenado y se hacía peligroso en cualquier recuperación de balón, pues al perderlo en jugada de ataque, el Barça era incapaz de retroceder con efectividad. Pese a que el conjunto azulgrana ha empezado mandando en la posesión, el Betis ha ido recortando los porcentajes y el primer tiempo ha terminado muy igualado en este aspecto.

Antes de que esto sucediera ha llegado un segundo gol para el conjunto andaluz, en el minuto 34 y con la firma de Joaquín. En esos momentos el Betis era muy superior a un Barça que se ha visto totalmente desconcertado ante un rival que hacía fluir el juego a su antojo.

Efecto Messi

Contar con Leo Messi en el campo es sinónimo de garantía, pero tal vez la transición de lesionado a titular ha sido demasiado rápida. Con el 10 el Barça se asegura magia, pero pierde ese equilibrio y presión al rival que le otorgan jugadores como Rafinha y que tan bien bien había funcionado hasta la fecha. El poco equilibrio entre líneas se ha vuelto tras varios partidos en los que parecía que era un tema zanjado.

Jordi Alba intenta ganar el balón en el Barça-Betis / EFE

Jordi Alba intenta ganar el balón en el Barça-Betis / EFE

Además, las novedades en el ataque eran varias, pues Malcom ha sido el encargado de ocupar el puesto de un Coutinho lesionado y de un Dembelé que ha visto el encuentro desde la grada. El extremo brasileño ha empezado muy participativo, pero se ha notado su falta de rodaje. No es lo mismo actuar de revulsivo en los últimos minutos que de inicio.

Ernesto Valverde ha querido contrarrestar el desequilibrio en el centro del campo dando entrada a Arturo Vidal. El damnificado ha sido Arthur, con el que con su juego demasiado horizontal el equipo no se veía beneficiado yendo por debajo en el marcador. La entrada del medio chileno ha dado sus frutos, pues además de conseguir mayor contundencia y equilibrio en la medular, también se ha llegado más a puerta.

Reacción insuficiente

La cara del Barça ha mejorado en el segundo tiempo y ha salido decidido a remontar. Sin embargo, la ventaja que ostentaba el Betis en el marcador ha hecho que el equipo andaluz fuera más cauto a la hora de jugar el balón. Aún así, los azulgrana no han dejado de intentarlo y han encontrado su recompensa en el minuto 67, cuando Leo Messi ha transformado un penalti para recortar distancias.

A partir de ese momento el Barça ha sacado a relucir un orgullo al que no le hace falta recurrir muy a menudo. La puesta en escena de los jugadores reflejaba que querían ganar, pero obviamente el conjunto rival no se lo iba a poner fácil. Cuando más estaba atacando el conjunto de Valverde ha llegado un nuevo mazazo. Ter Stegen erraba y Giovani Lo Celso lo aprovechaba para marcar el 1-3 en el minuto 71.

Leo Messi aguanta el Balón en el Barça-Betis / EFE

Leo Messi aguanta el Balón en el Barça-Betis / EFE

Golpe muy duro, pero con el que no se han bajado los brazos. Los azulgrana han mantenido el ritmo que habían impuesto hasta recibir el tercer gol. En el minuto 79 ha conseguido recortar distancias en el marcador gracias al acierto de Arturo Vidal, que además de ello, ha demostrado ser una pieza que debe ser tenida en cuenta. El chileno ha escenificado su papel perfectamente, aportando control en el centro del campo e instintivas llegadas al área.

Sentencia rival

El juego del Barça era un todo o nada y el Betis ha sabido aprovecharlo. Los de Valverde han ido a por todas, ya que era la única opción, pero lo han pagado caro. Sergio Canales se ha encargado de anotar el 2-4 en el minuto 83, poco después del gol de Arturo Vidal y con superioridad numérica tras la expulsión de Rakitic, enterrando cualquier opción de remontada, pues el margen de dos goles se hacía muy complicado con el poco tiempo que restaba y, sobre todo, con un rival muy dispuesto en frente.

Leo Messi se lamenta en el terreno de juego / EFE

Leo Messi se lamenta en el terreno de juego / EFE

Aún así, en el añadido ha llegado un nuevo gol de Leo Messi. Apenas quedaba tiempo, pero los jugadores del Barça han mostrado un carácter de lo más inconformista. El resultado ajustado no evidencia con creces ni la superioridad táctica del Betis en el primer tiempo ni la garra, acompañada de un juego ordenado y tenaz, azulgrana de la segunda parte. 

Tras varios partidos en los que se consiguieron resultados positivos, el Barça vuelve a caer en la Liga y pese a que mantiene el liderato provoca que sus rivales recorten distancias al respecto. En el segundo tiempo el equipo ha mostrado carácter, pero ha pagado muy caro el desequilibrio inicial.

 

Hoy destacamos