Universo Blaugrana

Ansu Fati, durante la celebración de su renovación con el Barça / FCB

Ansu Fati, durante la celebración de su renovación con el Barça / FCB

El Barça no es nada sin Ansu Fati

El equipo está empezando a depender del joven atacante

Ángel Álvarez

07.11.2021 16:05h

2 min

Síntomas peligrosos en el FC Barcelona. El equipo azulgrana está teniendo una temporada bastante compleja, lo cual no es de sorprender con todos los cambios que se han dado desde los meses previos. Salidas de jugadores como Messi o Griezmann han disminuido el potencial defensivo del equipo y, por ende, la jerarquía descendió enormemente. Sin embargo, dentro de ese mar de dudas ha explotado Ansu Fati. El portador del ‘10’ volvió de su larga lesión con su olfato goleador intacto, siendo el líder indiscutible del conjunto. Aunque eso implica que está empezando a existir una dependencia de mucho cuidado.

La mirada de Ansu Fati en la visita del Barça a Kiev / FCB

La mirada de Ansu Fati en la visita del Barça a Kiev / FCB

Desde que regreso de aquella dolorosa lesión del curso anterior, el joven canterano ha aprovechado al máximo sus minutos. En seis compromisos disputados (todas las competiciones) tiene 4 goles anotados y una asistencia. Pero no es solamente las estadísticas lo que reflejan su impacto en el equipo, es también el desparpajo y la personalidad que tiene para superar momentos difíciles. Recordemos su tanto que permitió empezar la remontada contra el Valencia, la anotación del triunfo contra el Dinamo de Kiev o el primer gol en el empate ante el Celta de Vigo justo después de que el rival asustara a la defensa con una ocasión peligrosa. No entiende de contextos, simplemente va a hacer daño al arco contrario.

Esa misma sensación se tenía con Lionel Messi, aunque por supuesto en una escala diferente. El argentino, en sus últimas temporadas con la camiseta azulgrana, estaba siendo el salvavidas de un equipo que no encontraba, desde el colectivo, respuestas a los problemas que se presentaban en los días importantes. Ansu Fati, con apenas 19 años de edad, está representando lo mismo. Y si bien es admirable que esté respondiendo con autoridad a ese reto, la verdad es que necesita que los de mayor experiencia puedan dar un paso hacia adelante. No puede existir una dependencia con el talentoso delantero.

Ansu Fati, celebrando su espectacular gol ante el Valencia / FCB

Ansu Fati, celebrando su espectacular gol ante el Valencia / FCB

Paso hacia adelante

Jugadores como Ter Stegen, Frenkie de Jong o Clement Lenglet deben ser vitales para que el equipo no decaiga en esos tramos cuando el rival busca incomodar. Están en la edad indicada para empezar a liderar el proyecto. Por supuesto, tampoco hay que dejar atrás a los veteranos como: Gerard Piqué, Jordi Alba o el capitán Sergio Busquets. Cada uno debería ser parte un punto de apoyo para los jóvenes talentos que están irrumpiendo en el primer equipo.

A día de hoy, es insostenible para el FC Barcelona que Ansu Fati, Gavi, Nico González, Éric García o Ronald Araujo sean los únicos que respondan ante los momentos de mayor adversidad. Necesitan de guías cuando ellos no puedan mostrar su mejor versión sobre los terrenos de juego. De lo contrario, estaremos viendo con continuidad lo que recién sucedió en casa del Celta de Vigo, cuando el equipo se desmoronó con la salida de Ansu Fati.

 
Hoy destacamos