Universo Blaugrana

Sergio Busquets en una acción contra el Mallorca / FC Barcelona

Sergio Busquets en una acción contra el Mallorca / FC Barcelona

El Barça no levanta cabeza sin Busquets

El equipo nota en exceso cuando el centrocampista de Badía del Vallés no está sobre el césped

Oriol Quintana @urikingkat

20.12.2019 09:38h Actualizado: 20.12.2019 09:43 h.

2 min

Artífice del mejor Barça de la historia reciente, Sergio Busquets ya no es el que era. A sus 31 años no lo disputa todo y, cuando no está sobre el césped, el equipo lo nota. Es de esos jugadores que hace un trabajo no muy vistoso pero que los compañeros agradecen. Defienden, atacan con orden y equilibran el juego.

Este miércoles fue, junto a Tsunami Democràtic, el gran protagonista de la previa del clásico. El club informó que era uno de los titulares en la medular junto a Frenkie de Jong y Sergi Roberto pero, al final, cayó del once y entró en su lugar Ivan Rakitic. Tenía fiebre y no estaba del todo disponible.

Busquets es puro estilo Barça, de hecho, es el máximo exponente de este fútbol que aplicó Pep Guardiola hace diez años. Tiene una gran capacidad asociativa y una de sus funciones es conectar la línea defensiva y la ofensiva, hacer que el equipo sea un bloque y se reducir los espacios entre líneas.

Busquets durante el partido en Leganés/ FCB

Busquets durante el partido en Leganés/ FCB

Contra el Real Madrid se echó muy en falta. El croata ocupaba su lugar, pero no tienen la misma calidad, es un jugador de más recorrido y menos toque y eso provocó que los pupilos de Zidane se adueñasen del centro del campo. Cuando no está, el equipo lo nota. Así lo dicen los números.

Los cuatro partidos sin Busi

Sergio Busquets ha disputado 13 de los 17 partidos de Liga y cinco de los seis de la Champions League. Descansó en la última jornada europea en Milán (1-2) con todo decidido y dando el protagonismo a los menos habituales. En los partidos ligueros, sí que se ha echado mucho de menos al Pulpo de Badia.

El debut liguero de esta temporada lo vio desde el banquillo. Ernesto Valverde decidió sacar ante el Athletic Club (1-0) una medular con Frenkie de Jong, Carles Aleñá y Sergi Roberto. El invento no funcionó y entró en el descanso Rakitic para rescatar al equipo. Tampoco tuvo resultados. Gol de Aduriz en los minutos finales y primera derrota del curso.

Frenkie de Jong, Gerard Piqué y Clément Lenglet lamentan el gol del Athletic / EFE

Frenkie de Jong, Gerard Piqué y Clément Lenglet lamentan el gol del Athletic / EFE

También descansó en Granada (2-0), la segunda derrota de la temporada. Los andaluces atropellaron a los catalanes y el Barça dejó una triste imagen. Busquets se quedó en el banquillo mientras salían de revulsivos Ansu Fati, Leo Messi y Arturo Vidal.

La única victoria en Liga sin el segundo capitán -por sanción- fue en el Wanda Metropolitano. El astro argentino decidió un partido que podría haberse decantado de los dos lados. Ernesto Valverde no supo imponer un centro del campo pelotero que aguantase los contraataques del Atlético de Madrid (0-1).

El último partido de descanso -por fiebre- de Busi fue ante el Real Madrid, en que se perdió claramente la batalla del centro del campo. Quedó demostrado, una vez más, que será muy complicado encontrarle un sustituto. El ideal es Frenkie de Jong pero Valverde le ve demasiado atrevimiento para ser pivote.

Kroos, Ramos y Casemiro rodeando a Leo Messi / EFE

Kroos, Ramos y Casemiro rodeando a Leo Messi / EFE

Dos derrotas, un empate y una victoria; ese es el balance del Barça sin Sergio. A estos cabe sumarle la derrota de Levante (3-1). El de Badia salió del banquillo en el minuto 64 con dos goles en contra en el marcador. Era demasiado tarde para cambiar la dinámica del partido. De momento, como pasa con Messi, Busquets no tiene sustituto en este equipo.

 

Hoy destacamos