Universo Blaugrana

Una foto de archivo de Luis Suárez y Sergio Ramos durante un clásico / EFE

Una foto de archivo de Luis Suárez y Sergio Ramos durante un clásico / EFE

El Barça paga caro el fraude de las entradas del clásico

La Guardia Civil ha realizado este viernes varios registros a empresas implicadas en la falsificación de tickets para el clásico que alcanzan el millón de euros

Claudia Granja @c_granjafranch

26.10.2018 11:34h

1 min

Golpe de la Guardia Civil contra la falsificación de entradas para el clásico de este domingo en el Camp Nou. Los agentes policiales, con el apoyo de la Fiscalía Anticorrupción, han llevado a cabo durante la mañana de este viernes una operación en Barcelona ordenada por el Juzgado de Instrucción número 1 de la ciudad y que durará todo el día. Durante los registros de las empresas implicadas han detenido a 10 personas.

La operación se ha centrado en nueve empresas que han sufrido exhaustivos registros por parte del cuerpo policial. Todas ellas usaban el mismo método para duplicar abonos oficiales y burlar los controles de seguridad del Barça, que también ha cooperado en la operación.

Un millón de euros

Según fuentes oficiales del club, esta práctica supone la pérdida de un millón de euros en ingresos. Asimismo, se investiga si los socios legítimos han cedido sus carné a la trama para participar en el negocio. 

Y es que la reventa de entradas para los partidos es todavía una situación frecuente para el club que se acentúa con la llegada de partidos trascendentales como el duelo frente al Real Madrid o encuentros de la Champions League. Desde el año pasado, el FC Barcelona ha sancionado a más de 2.000 socios por incumplir las normas de funcionamiento de los abonos y generar así un mercado paralelo. Expulsó a 33 de ellos. 

Un millar de abonos falsificados 

Esta investigación se inició en mayo de 2018, coincidiendo con el clásico de la temporada pasada cuando se identificaron un millar de abonos falsificados en los accesos al estadio. La Guardia Civil y la Fiscalía consideran que las empresas implicadas esquivan el sistema que el club establece para controlar sus entradas usando para ello abonos oficiales de socios obtenidos previamente.

Un sistema que se ha burlado en infinidad de ocasiones. Todos los carnés del Barça están vinculados a códigos informáticos QR, los cuales habían sido duplicados para elaborar tickets que no pasaban por la caja de la entidad. Unos tickets que superan de media, los 150 euros y que no acaban en las arcas del club y que en caso de reventa, pueden superar los 1.000 euros.

 

Hoy destacamos