Universo Blaugrana

Valverde durante un entrenamiento con el FC Barcelona / EFE

Valverde durante un entrenamiento con el FC Barcelona / EFE

El Barça paga el primer peaje por culpa del clásico copero

Valverde rotó más de lo normal en el partido frente al Valencia

Pau Beya Acero

03.02.2019 10:22h

2 min

El sorteo de semifinales de Copa del Rey tardó un día en afectar al FC Barcelona. Durante el mes de enero la Liga había sido la prioridad y el torneo del KO una segunda opción, pero el clásico copero trastocó los planes de Ernesto Valverde, que en el encuentro ante el Valencia realizó unas rotaciones poco habituales.

El Txingurri dio descanso a Jordi Alba, Clément Lenglet Arthur. Estas suplencias sorprendieron porque normalmente se venían produciendo en Copa del Rey mientras en la Liga se prefería arriesgar tan poco como fuera posible. Y ayer, en el primer compromiso complicado en el torneo de la regularidad, cabía esperar que el Txingurri saliera con todo. Algo que probablemente hubiera hecho si el rival en el torneo copero hubiera sido el Betis o el mismo Valencia.

Semedo, Thomas Vermaelen Carles Aleñá fueron los encargados de relevar a los tres hombres que rotaron ayer. Portugués, belga y canterano rayaron a buen nivel en el tiempo que estuvieron en el césped, pero claro está que ni Semedo es el de L'Hospitalet ni Aleñá, por el momento, está al nivel de Arthur.

Hacía cuatro meses que Alba no descansaba en Liga

El duelo intersemanal del 26 de septiembre en Butarque le dio al carrilero zurdo la que era su primera y única rotación hasta el día de ayer. No solo había sido titular en todos los encuentros, sino que también había jugado siempre los noventa minutos. En el partido frente al Valencia solo pudo descansar 45 minutos porque Valverde rápidamente requirió su participación.

El caso de Jordi Alba es complejo. Aparte de ser uno de los mejores jugadores de la plantilla, no cuenta con un sustituto natural en el primer equipo. Ante los chés actuó en la izquierda Sergi Roberto y visto el rendimiento que ofreció parece difícil que pueda repetir. Semedo y el jugador del filial Juan Miranda son las otras opciones que tiene el Txingurri.

Jordi Alba reclama una acción durante un partido del Barça / EFE

Jordi Alba se queja de una acción durante el encuentro frente al FC Barcelona / EFE

Por eso sorprendió su suplencia ante un equipo tan complicado como el valenciano. Durante el mes de enero había tenido descanso, pero siempre en Copa del Rey. Se quedó en Barcelona cuando el equipo visitó el Ciutat de València y solo disputó 10 minutos en el encuentro del Sánchez Pizjuán. El clásico lo trastocó todo.

Aunque Valverde explicó que la rotación no solo se debía al cansancio sino que tenía cuatro tarjetas y estaba apercibido. El reposo probablemente lo hubiera tenido si el Barça el miércoles se enfrentara a Betis Valencia. Además, Jordi Alba ni descansó (jugó 45') ni evitó la sanción. La tarjeta amarilla que vio en el minuto 91 le privará de jugar en San Mamés el próximo domingo.

Vermaelen y Aleñá, titulares inhabituales

Fueron las otras dos sorpresas del encuentro de anoche. Vermaelen dio descanso a un Lenglet que solo había rotado en el encuentro liguero frente al Leganés y durante 60 minutos en el partido de Copa en el Ciutat de València, mientras Aleñá disfrutó de su segunda titularidad consecutiva en el Camp Nou en Liga relevando a Arthur.

Carles Aleñà (Barça) fue titular frente al Leganés / EFE

Carles Aleñá ya fue titular en el partido frente al Leganés de hace dos semanas / EFE

Cierto es que ambos ya jugaron dos semanas antes frente al Leganés, pero nos encontramos en la misma situación que con Jordi Alba. ¿Si el encuentro del miércoles no fuera ante el Real Madrid, hubieran sido titulares ayer o por el contrario hubieran salido de inicio en Copa del Rey? Parece clara la respuesta. En la cabeza de Valverde ha pesado el clásico copero y el primer golpe no ha tardado en llegar.

 

Hoy destacamos