Universo Blaugrana

Una foto de Jasper Cillessen durante el Barça - Getafe / FCB

Una foto de Jasper Cillessen durante el Barça - Getafe / FCB

El Barça pone precio a la salida de Jasper Cillessen

El guardameta, que anunció su deseo de abandonar el club este verano, tiene pretendientes pero ninguno satisface las exigencias económicas del Barça

Claudia Granja @c_granjafranch

14.05.2019 20:52h

2 min

Los caminos de Jasper Cillessen y el Barça se separan y portero y entidad viven sus últimos días con intereses en común. Con una final de Copa del Rey como despedida, que sería la guinda a un periplo de azulgrana excelente pese a su rol de suplente, Cillessen quiere terminar su carrera siendo el primer portero de un grande. 

A sus 30 años y con las porterías europeas grandes ocupadas con cancerberos de renombre, el guardameta holandés podría recalar en la Liga portuguesa en sus últimos años de carrera, tal y como hizo en su momento Iker Casillas, rumbo al Porto. El mejor situado para hacerse con los servicios de Jasper es el Benfica, pero las negociaciones no serán fáciles. 

Con el futbolista y la entidad lusa de acuerdo por el traspaso, las complicaciones nacen en las oficinas azulgranas. De momento, el Barça ya ha rechazado la primera oferta del club portugués por el guardameta, según informa el rotativo A'Bola. El Benfica busca un portero de garantías a precio de ganga y el club catalán no está por esas tesituras. 

Oferta irrisoria

Con contrato hasta junio de 2021, el club azulgrana tiene bajo control la situación, aunque pondrá facilidades para su salida. El precio fijado por la entidad catalana es de 25 millones de euros, pero el Benfica ha puesto sobre la mesa 12. Menos de la mitad de lo que espera ingresar el Barça. La respuesta ha sido clara: no hay trato. De momento.

Una foto de Jasper Cillessen durante el Barça - Getafe / FCB

Una foto de Jasper Cillessen durante el Barça - Getafe / FCB

Asimismo, su valor de mercado oscila entre los 18 y 20 millones de euros y una buena actuación en la final de Copa podría aumentar su precio, o al menos, dar argumentos al club catalán para mantener su precio. 

Llegó en 2016 a la capital catalana por 12 millones de euros y las intenciones del Benfica son claras: pescar a un portero que se ha revalorizado con los años al precio que el Barça pagó por él pese a su poca participación dada la titularidad indiscutible de Ter Stegen.

Los extras

Con ese precio no habrá negociación posible. El Barça no quiere retener al cancerbero y entiende sus razones, pero si el Benfica no cede no habrá trato. La otra posibilidad que se baraja desde Barcelona es que en ese precio se incluya algún jugador en la operación. Es decir, Cillessen por 14 millones y una perla portuguesa. 

Una opción que no desagrada al club catalán que, conscientes de la imposibilidad de incluir a Joao Félix en la operación, se habría fijado en el lateral derecho del filial, Joao Ferreira. El defensa todavía no ha debutado con el primer equipo, pero los informes apuntan a que será un jugador de futuro para una demarcación que no está cubierta al máximo nivel desde la salida de Dani Alves.

 

Hoy destacamos