Universo Blaugrana

Piqué y Bale disputan un balón en el último Barça-Madrid / EFE

Piqué y Bale disputan un balón en el último Barça-Madrid / EFE

El Barça-Real Madrid hombre por hombre

Catalanes y madrileños lucharán por una plaza en la final de Copa del Rey

Pau Beya Acero

05.02.2019 23:07h

4 min

El próximo 6 de febrero a las nueve de la noche se parará el mundo. FC Barcelona Real Madrid se enfrentarán en el Camp Nou jugándose una plaza en la final de la Copa del Rey. Los dos equipos que históricamente han dominado el fútbol español se verán las caras otra vez. Será el segundo duelo de esta temporada y el 216º de la historia.

Cada clásico es imprevisible y diferente. No importa el momento de forma, las lesiones ni todos los factores que condicionan los partidos normales. Cada Barça-Madrid reúne en el terreno de juego a 22 futbolistas que lo han ganado todo: Mundiales, Champions, Ligas, Copas, Eurocopas, Balones de Oro, Botas de Oro...

No es casualidad que sean el primer y el tercer equipo con más valor de mercado del mundo según el portal web TransfermarktEs el club catalán el que lidera la tabla con 1,17 mil millones de euros de valía, mientras los madrileños no llegan al billón (973 millones de euros). Entre azulgranas y blancos se interpone el Manchester City con 1,13 mil millones.

No basta con comparar a nivel general. Para conocer de forma real el nivel de ambos equipos hay que comparar línea por línea y prácticamente jugador por jugador.

Porteros y defensas

Ter Stegen-Keylor Navas: el alemán hace varias semanas que puso el cerrojo a la portería azulgrana, mientras el tico tiene en la Copa su única esperanza de jugar. Por parte azulgrana normalmente lo hace Cillessen, pero una lesión el sóleo le impedirá disputar las semifinales. 

Sergi Roberto-Carvajal: el canterano de la Fábrica le gana el duelo al de la Masía. La temporada del de Reus está dejando mucho que desear mientras el madrileño en los momentos complicados era de los pocos que daba la cara. Semedo, con un perfil más defensivo, y Odriozola, más ofensivo, son dos grandes relevos.

Piqué-Ramos: han sido dos de los protagonistas de los clásicos de la última década. El azulgrana está completando una temporada escandalosa, mientras que el camero se ha destapado como goleador (tercer máximo anotador del Real Madrid con 10 tantos). Comparando estrictamente el nivel defensivo de uno y otro el catalán está siendo superior.

Sergio Ramos y Gerard Piqué, la pareja de grandes centrales que se separa en la Roja | EFE

Ramos y Piqué comparten colores con la Roja y rivalidad con sus equipos / EFE

Lenglet-Varane: el culé llegó del Sevilla el verano pasado y tiene la nada fácil papeleta de sustituir a Samuel Umtiti y su rendimiento es impresionante. El madridista empezó la temporada cometiendo errores infantiles que le costaron partidos y títulos al equipo blanco, pero paulatinamente sus prestaciones han ido aumentando.

Alba-Marcelo: el de L'Hospitalet es un auténtico puñal en ataque y está solventando los problemas defensivos mejor que nunca. Esta temporada ya ha repartido diez asistencias. El brasileño está cuajando su peor año desde que llegó al Santiago Bernabéu en 2007 y Reguilón le ha quitado el sitio, al menos en Liga. Ese lujo madridista es el problema del FC Barcelona, que no dispone de un sustituto natural para Jordi Alba.

El centro del campo

Busquets-Casemiro: el azulgrana sigue siendo el timón del equipo. El que oxigena el juego y da salida al balón. El brasileño, por su parte, vio peligrar su titularidad debido a su mal rendimiento y a las grandes actuaciones del canterano Marcos Llorente.

Rakitic-Modric: fueron los dos grandes culpables de que Croacia llegara a la primera final mundialista de su historia. El del Barça es el comodín perfecto para Valverde, que lo utiliza tanto de interior como de pivote. El del Real Madrid ganó el Balón de Oro y el The Best y se está reencontrando con su mejor versión en los últimos encuentros.

Modric y Rakitic en el Real Madrid Barça de 2017 / EFE

Modric y Rakitic en un Real Madrid-FC Barcelona de la temporada pasada / EFE

Vidal-Kroos: el chileno es una auténtica montaña rusa. Un mes está bien y otro está mal. Ayuda al equipo en la presión y es un incordio para los rivales, pero no tiene la calidad técnica con el balón en los pies que tiene el alemán.

Arthur-Ceballos: son los cuartos en discordia. Tienen muchos minutos pero Valverde Solari prefieren a los tres hombres comentados antes. El brasileño está brillando en su primera temporada en España y su rápida adaptación sorprende, mientras el exbético se ha consolidado como un futbolista relevante tras no contar para Zidane.

Los delanteros

Luis Suárez-Karim Benzema: son dos perfiles radicalmente distintos. El uruguayo es un goleador nato y el galo, como el mismo dice, es un "9 con alma de 10". El charrúa es el segundo máximo goleador de la Liga con 15 tantos, pero el francés ha anotado dos goles más entre todas las competiciones (18 por 16).

Messi y Luis Suárez celebran un gol del Barça ante el Sevilla en la Copa del Rey 2018-19 / EFE

Messi y Luis Suárez celebran un tanto ante el Sevilla en Copa del Rey / EFE

Coutinho-Bale: los dos fichajes más caros de la historia de ambos clubes se encuentran en una situación peliaguda. El brasileño deambula sin rumbo por el césped, sin apenas aportar nada al juego del equipo, mientras el galés ha visto como Vinicius le ha pasado por la derecha.

Messi-Vinicius: el argentino lidera al Barça en el presente y el brasileño tiene todas las papeletas para hacer lo mismo con el Real Madrid en un futuro. Hoy por hoy la comparación es absurda.

Los refuerzos invernales

Tanto catalanes como madrileños reforzaron sus equipos durante el pasado mes de enero. El FC Barcelona incorporó a los centrales Jeison Murillo Jean-Clair Todibo y al delantero Kevin Prince Boateng, que por el momento están teniendo una presencia testimonial. La misma suerte corre Brahim Díaz, al que el Real Madrid fichó por 17 millones de euros y que hasta ahora solo ha jugado 24 minutos distribuidos en tres encuentros distintos.

Nombre por nombre el FC Barcelona parece superior al Real Madrid, pero en estos encuentros nunca se sabe. De nada sirve lo que se ha hecho hasta el momento. Serán los noventa minutos los que determinan qué equipo tiene una mejor pareja de centrales, un superior centro del campo y una delantera más potente.

 

Hoy destacamos