Universo Blaugrana

Una foto de Kyllian Mbappé y Ousmane Dembelé con la selección francesa / EFE

Una foto de Kyllian Mbappé y Ousmane Dembelé con la selección francesa / EFE

El Barça rechazó a Mbappé para fichar a Dembelé en 2017

El club azulgrana prefirió apostar por Ousmane antes que por Kylian con la marcha de Neymar al PSG

18.02.2021 12:14h

4 min

El gran partido de Kylian Mbappé en el Camp Nou con el PSG de este martes ha conllevado que en el FC Barcelona se vuelva a hablar del fichaje que este jugador podría haber sido y no fue para el club. En verano de 2017, tras la marcha de Neymar, el agente Junior Minguella ofreció el delantero francés al Barça. Pero el cuerpo técnico y la junta directiva prefirieron a Ousmane Dembelé como recambio del brasileño.

El padre de Junior, Josep María Minguella, ha explicado esta situación varias veces, y es probable que lo vuelva a explicar esta semana tras el desastre en Champions League del Barcelona ante el conjunto parisino liderado por Mbappé. De hecho, este miércoles se han filtrado los whatsapps que mandó su hijo a Javier Bordas en 2017.

El WhatsApp de Junior a Bordas

El agente le pasó el contacto de Vadim Vasiylev, presidente del Mónaco, y el directivo no respondió. El 29 de agosto, cuatro días después del fichaje de Dembelé, Bordas sí dio una respuesta: "Perdona, no te dije nada... Gracias por pasármelo. Pero como viste, ni técnicos ni presi lo querían. Como has visto la opción era Dembelé". La contestación de Junior Minguella llevaba consigo una crítica: "¡De nada! No tengo muy bien valorados a vuestros técnicos, espero estar equivocado y que vaya todo bien. Un abrazo". Lamentablemente, Junior no estaba equivocado. Dembelé ha empezado a rendir en su cuarta temporada y Mbappé es ya uno de los mejores futbolistas del planeta.

Una cantidad similar

Mientras el fichaje de Dembelé por el Barça desde el Borussia Dormund costó 140 millones de euros, el de Kylian Mbappé hubiera significado una cantidad similar para la entidad deportiva. Junior Minguella habló este mismo martes para El Partidazo de Cadena Cope y recordó que "alguno llegó a decir que contra quién había empatado Mbappé".

Desveló, asimismo, las cifras del acuerdo: "Lo teníamos cerrado por 130 millones de euros fijos y 25 en incentivos, y su salario iba a ser entre diez y 16 millones de euros netos". Pero esta no es la primera vez que se habla de las cantidades de este traspaso frustrado.

Dembelé y Mbappé celebrando un gol con la selección francesa / EFE

Dembelé y Mbappé celebrando un gol con la selección francesa / EFE

Por su parte, Javier Bordas, hace unos meses, dijo que Mbappé podría haber sido del Barcelona por 100 millones de euros. Minguella, por su lado, lo cifró en 120 millones de euros. Sea como sea, el delantero del PSG no hubiera salido más caro que Dembelé.

¿Una mala decisión?

Lo cierto es que la decisión de traer a Dembelé en vez de a Mbappé hace tres años podría hacer que el Barça esté muchos años acordándose (y no de manera positiva) de este hecho. Kylian va camino de marcar una época en el fútbol. Si con 22 años ya es uno de los mejores del planeta, con 26 podrá ser lo que quiera.

Javier Bordas estuvo a mediados de noviembre también en El Partidazo de la Cadena COPE y dio muchos detalles sobre operaciones recientes del FC Barcelona en el mercado de fichajes. Bordas no se reservó nada y comentó sin tapujos el posible fichaje de Kylian Mbappé y el regreso de Neymar Junior. Como ya explicó el exdirectivo azulgrana anteriormente, la secretaría técnica culé apostó en 2017 por Ousmane Dembelé, cuando el galo también estaba a tiro. “En el último momento intentamos traer a los dos. El penúltimo día fue”, explicó como gran novedad. El PSG venía de pagar 222 millones de euros este mismo verano por Neymar.

Javier Bordas imagen de archivo / EFE

Javier Bordas imagen de archivo / EFE

“A Kylian Mbappé lo hubiéramos sacado por 100 millones. La secretaría técnica prefirió a Ousmane Dembelé. Mbappé es más un finalizador y Dembelé es más jugador de banda. En ese momento consideraron que era necesario”, añadió Javier Bordas sobre esta decisión.

Reafirmando a los Minguella

Como gente de futbolistas siempre vinculado al Barça, Josep María Minguella ya recordó en el mes de octubre que los culés estuvieron muy cerca de fichar a Mbappé en 2017. El Mónaco quería evitar reforzar a un rival directo pero finalmente, por falta de candidatos, accedieron a cederlo con una opción de compra de 180 millones de euros.

Finalmente, se decidieron por Ousmane Dembelé, a quien ya llevaban tiempo siguiendo y contactando con sus agentes. Ya desde que explotó en el Rennes, y antes de ir al Borussia Dortmund, estaba en la lista de futuribles del Barcelona. Al final se abonaron 105 millones de euros fijos más variables. Su rendimiento se ha visto gravemente afectado por las lesiones hasta esta temporada en la que parece que se ha estabilizado en su forma física.

Los Minguella en una entrevista para el Banco Sabadell / REDES

Los Minguella en una entrevista para el Banco Sabadell / REDES

“Tener a un jugador así marca la historia de ocho o diez años. Esto fue el 29 de julio, estando a la expedición en Miami para jugar el Barça contra el Real Madrid. Hablé con él claro y hablé con el Barça. Se decidieron por Dembelé porque el año pasado ya lo querían por 15 millones”, opinó Minguella sobre Mbappé, en la línea de lo mismo que piensa su hijo Junior.

Mbappé lo tenían en sus manos cuando se supo que Neymar se iba. Iban a ser 120 millones y otros 30 en extras. Yo hablé con el padre. El chaval, cuando se enteró que Neymar se iba dijo que sólo quería ir al Barça, que no quería ir a París y que en al Madrid, con esos tres [Karim Benzema, Gareth Bale y Cristiano Ronaldo] tampoco iba a ir”, apuntó Minguella.  “A mí me dieron el teléfono del padre. Evidentemente no dije quién era. En mi francés macarrónico le dije que llamaba desde Barcelona, que estábamos muy interesados en el jugador y el Barça me explicó toda la historia. Y el Barça estaba con Dembelé, Dembelé y Dembelé. Se liaron con Dembelé...”, ha zanjado Josep María Minguella.

Hoy destacamos