Universo Blaugrana

Messi durante el partido del Barça en Mestalla / EFE

Messi durante el partido del Barça en Mestalla / EFE

El Barça solo remató cuatro veces entre los tres palos

Los azulgranas se mostraron totalmente inofensivos en ataque y Doménech apenas tuvo que emplearse en la portería

Redacción Culemanía @culemanias

26.01.2020 18:32h Actualizado: 26.01.2020 18:37 h.

2 min

Quique Setién aún no ha encontrado la tecla de este Barça y aún quedan muchas facetas por mejorar. En los tres partidos que han disputado los azulgranas con el técnico cántabro en el banquillo, a pesar que el de Ibiza estaba repleto de suplentes, el Barça no ha generado muchas ocasiones de gol. La falta de oportunidades en ataque y las carencias defensivas, sumado a la derrota en Valencia, han empezado a poner en duda las ideas de Setién.

Doménech apenas tuvo que intervenir

La primera parte del encuentro en Mestalla fue totalmente dominada por el Valencia. En los primeros treinta minutos Ter Stegen fue el mejor jugador del Barça parando un penalti, haciéndose con un rebote de Piqué e interviniendo en los disparos de Maxi Gómez y Gameiro.

En la otra portería, en cambio, Jaume Doménech tuvo que intervenir en muy pocas ocasiones y, en éstas, los remates de los jugadores culés tampoco tenían mucho peligro. Al largo de todo el partido el Barça solo tiro cuatro veces entre palos; todos a la segunda mitad. Entre ellos se encuentras dos disparos de Messi de falta, uno de De Jong y uno de Ansu Fati.

Messi, deseperado contra el Valencia / EFE

De esta manera, el nuevo sistema de 3-5-2 implantado por Setién aún no ha sido totalmente adoptado por los jugadores. El mismo entrenador, de hecho, confesó al término del partido que "igual los jugadores no interpretan bien algunas cosas. O quizá hay cosas que no hayamos explicado bien”.

Entre los principales cambios propuestos, Jordi Alba se sitúa en posiciona más avanzadas en la banda izquierda mientras que Ansu Fati se abre en el lado derecho. De esta manera, el lateral culé pierde el factor sorpresa que causaba cuando aparecía de segunda línea. A su vez, Messi y De Jong no se encontraron a gusto en ningún momento y en varias ocasiones solo se esperaba que Ansu Fati desbordara y pudiera crear alguna ocasión.

Buscando soluciones

En las últimas semanas es claramente conocido que el Barça está buscando un delantero centro que supla a Suárez mientras que el uruguayo esté lesionado. Asimismo, la directiva ya lleva tiempo contactando con Lautaro Martínez para intentar que el delantero argentino ponga rumbo al Camp Nou. De la misma forma recientemente también se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de incorporar a Rodrigo Moreno, procedente del Valencia.

Lautaro Martínez, en una acción con el Inter de Milán | EFE

Mientras se espera la llegada de un ‘nueve’, Dembelé ya ha empezado a tocar balón y su gran objetivo es llegar a la ida de los octavos de final de la Champions ante el Nápoles, el 25 de febrero. La velocidad del extremo francés, por lo tanto, podría ayudar en sus desmarques al espacio.

De todos modos, lo que parece claro, es que el equipo aún tiene que adaptarse a las nuevas ideas y automatizar los conceptos que reclama el nuevo técnico.

 
Hoy destacamos