Universo Blaugrana

Neymar y Depay en un fotomontaje / Culemanía

Neymar y Depay en un fotomontaje / Culemanía

El Barça repitió el paripé de Neymar con Depay

Un año después del culebrón del brasileño, en este mercado le cogió el relevo el holandés del Olympique de Lyon

Oriol Quintana @urikingkat

10.10.2020 22:40h Actualizado: 10.10.2020 22:45 h.

2 min

El FC Barcelona llegó al final del mercado de fichajes sin haber reforzado una de las posiciones que necesitan un lavado de cara: la delantera. Y es que cada temporada suena algún ariete de nivel internacional para ocupar la posición de nueve o los extremos. En esta, el nombre que apareció en escena fue el de Memphis Depay.

El holandés de 26 años del Olympique de Lyon ocupó portadas y preguntas en rueda de prensa, pero no fue en ningún momento la gran prioridad de la secretaría técnica. Sin Luis Suárez, pero con muchos delanteros y alternativas, la posición más urgente a reforzar era la zaga defensiva. Allí, Éric García tenía todos los números.

La insistencia del Lyon

Es cierto que los culés estudiaban de cerca algunos posibles nueves. El que más gusta, y reconocido por el propio presidente, es Lautaro Martínez. Por razones económicas, este mercado de fichajes esta operación resultó ser imposible. Veremos si se vuelve a la carga en los próximos meses.

Ante este interés en fichar a un delantero, el Olympique de Lyon puso en órbita azulgrana a Memphis Depay. Su presidente, Jean-Michel Aulas, se encargó de echar leña al fuego día a día dando por hecho unas negociaciones que nunca se produjeron. Nunca hubo voluntad por parte del Barça de fichar al holandés.

Memphis Depay en un calentamiento del Olympique de Lyon / EFE

Memphis Depay en un calentamiento del Olympique de Lyon / EFE

Sí que estaba en la lista de futuribles y era uno de los jugadores que más gustaban a Ronald Koeman. Por ese motivo se tanteó al jugador, incluso con la posibilidad de llegar a un acuerdo salarial, pero sin ninguna opción de cerrar el traspaso. Por límite salarial, era una operación descartada desde el principio, pero no se podía negar que no lo hubiesen intentado.

A nivel de sueldo, estaba claro que la llegada de un delantero no se podía producir a no ser que hubiera salido del equipo algún peso pesado como Ousmane Dembelé o Antoine Griezmann. De los rumores sobre la inscripción a la Liga imposibilitada por el límite salarial, es de difícil credibilidad que el club diera el paso si no salía antes alguien.

Las últimas informaciones apuntan que el Olympique habría rebajado el precio de salida de Depay de 25 millones de euros a unos ocho con variables. Se puso a tiro tanto los lyonnais como el delantero, pero realmente no interesaba lo suficiente o directamente no era posible en aquellas circunstancias por muchos rumores que hubiese.

Cogiendo el testigo de Ney

Durante el verano de 2019, el nombre que estuvo en boca de todos fue el de Neymar Junior. En este caso, el club estuvo todo el mercado de fichajes insistiendo en la llegada del brasileño, presionando al futbolista y a su entorno e incluso se llegó a negociar con el PSG sin éxito. Nasser Al-Khelaifi solo aceptaba un traspaso multimillonario.

Neymar, en un partido con el PSG | EFE

Neymar, en un partido con el PSG | EFE

A diferencia de Depay, el interés para el regreso del extremo carioca sí que fue real. Lo reconoció públicamente Josep Maria Bartomeu e incluso algunas figuras del vestuario azulgrana como Leo Messi. Se intentó, pero no se pudo cerrar nada. El Barça ya había firmado a Antoine Griezmann por 120 millones de euros y tenía en sus filas a Ousmane Dembelé y a Philippe Coutinho.

Dos veranos con culebrones largos y sin éxito. Aunque el Lyon lo puso todo a disposición del Barça, nunca hubo un interés real. Solamente movimientos de cara al escaparate. Diferente fue con Ney, que movieron todo lo posible para traerlo de vuelta, pero el PSG se cerró a negociar y no dio su brazo a torcer.

 
Hoy destacamos