Universo Blaugrana

Laporta, junto a Rafa Yuste, en uno de los viajes de la gira del Barça por Estados Unidos / FCB

Laporta, junto a Rafa Yuste, en uno de los viajes de la gira del Barça por Estados Unidos / FCB

Al Barça se le complica un fichaje en la recta final del mercado

El jugador no está dispuesto a esperar a que la situación siga alargándose en el tiempo

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

08.08.2022 20:26h

2 min

Joan Laporta, Mateu Alemany y los pesos pesados de la parcela deportiva han podido firmar para el FC Barcelona, en lo que va de verano, nada menos que cinco nuevos fichajes: Andreas Christensen, Franck Kessié, Raphinha, Robert Lewandowski y Jules Koundé. Seis, si contamos con la sorprendente ampliación de contrato de Ousmane Dembelé hasta 2024. Y siete, de forma inminente, cuando se confirme a todos los efectos el aterrizaje de Marcos Alonso en el Camp Nou. Hay un futurible, sin embargo, que pese al interés azulgrana es muy complicado que llegue este verano al Barça.

Se trata de Bernardo Silva. La única opción de que el polivalente futbolista portugués deje el Manchester City para fichar por el FC Barcelona es que el club azulgrana, antes, traspase a Frenkie de Jong por una cifra igual o superior a los 80 millones de euros. Algo complicado, porque el jugador no quiere irse y Joan Laporta, en sus últimas declaraciones, ya ha empezado a enterrar el hacha de guerra. El presidente ya reconoce abiertamente que el holandés puede quedarse, porque Xavi Hernández cuenta con él y es un futbolista tremendamente aprovechable.

Sin Frenkie de Jong no hay paraíso

Si Frenkie no se va, será imposible que venga Bernardo Silva. Y puede que el luso ni siquiera pudiese venir con la venta del neerlandés, teniendo en cuenta que el FC Barcelona no ha podido inscribir todavía a los nuevos fichajes, y que sigue estando necesitado a nivel económico. Hace falta seguir liberando masa salarial, y probablemente se active en cuestión de días la cuarta palanca, como ya anunciamos en Culemanía.

Frenkie de Jong, perseguido por Dani Alves en el Gamper / EFE

Frenkie de Jong, perseguido por Dani Alves en el Gamper / EFE

El caso es que el entorno de Bernardo Silva empieza a impacientarse, y no quiere esperar hasta el final del mercado para que se aclare su futuro. La Premier League ha empezado ya, y el futbolista desea estar concentrado en lo que mejor se le da: jugar al fútbol. Vivir pendiente de su futuro es hacerlo constantemente con una mosca detrás de la oreja, por lo que el poco avance de las negociaciones con el Barça va restando opciones, a cada día que pasa, para que el jugador acabe vistiendo a corto plazo la camiseta azulgrana.

Dosis de realismo para Bernardo Silva

Desde el entorno de Bernardo Silva temen que vuelva a pasar lo mismo que sucedió el año pasado, y no esperarán al último día para que se resuelva el culebrón. De momento el portugués no se toma la situación con pesimismo, pero sí con cierto realismo. Cierto es que Bernardo Silva estaría encantado de firmar por el Barça, y más aún después de que el Manchester City le diera el OK a su salida siempre y cuando llegue una propuesta de 80 millones de euros como mínimo, algo que por ahora el Barça no puede pagar.

Bernardo Silva, tras celebrar un gol con el Manchester City / EFE

Bernardo Silva, tras celebrar un gol con el Manchester City / EFE

Cada vez va creciendo más la sensación de que, cuando se cierre la incorporación oficial de Marcos Alonso, el FC Barcelona cerrará el capítulo de llegadas por este verano. Y se centrará, con urgencia, en inscribir a todas las caras nuevas y dar salida a aquellos que siguen sin contar en los planes del entrenador, como son Braithwaite, Umtiti o Memphis. Bernardo Silva, a día de hoy, se encuentra en un segundo plano.

 
Hoy destacamos