Universo Blaugrana

Quique Setién dirige su primer partido con el Barça

Quique Setién dirige su primer partido con el Barça

El Barça de Setién recupera virtudes de Guardiola pero pierde pegada

Los azulgranas sufrieron para ganar al Granada por la mínima pero dominaron el encuentro de forma autoritaria

Víctor Malo @VMalo8

19.01.2020 23:25h Actualizado: 19.01.2020 23:30 h.

2 min

El FC Barcelona vuelve a ser reconocible. Tras una etapa de espesura y juego apático que iba preocupantemente a peor con Ernesto Valverde, la escuadra azulgrana recuperó este domingo, en el debut de Quique Setién en el banquillo contra el Granada, algunos de los valores más puros de Cruyff y Guardiola

Todavía es pronto para sacar conclusiones, pero a bote pronto hubo dos claros síntomas de esa mejoría: el aumento de las cifras de posesión hasta el punto de ser aplastante (82,6%, el dato más abusivo desde Guardiola) y la recuperación del espíritu más combinativo del Barça, con pases al primer toque, paredes trenzadas y mucha más movilidad. 

El punto negativo en comparación al Barça de Valverde fue la pegada, uno de los aspectos que más caracterizó al conjunto del Txingurri, donde sin jugar excesivamente bien se ganaban muchos partidos de forma contundente, por goleada. Estábamos acostumbrados a un equipo de áreas, sustentado por Ter Stegen en la portería y por la pegada de Messi arriba.

83% de posesión y 18 remates 

Este domingo, en cambio, se vio a un Barça más compacto, donde la conexión entre todas las facetas del juego fue plena pero que adoleció de pegada en esos tramos finales, aunque llegó muchas más veces a las proximidades del área rival y se registraron un total de 18 remates, según datos recogidos por la Liga. Faltó efectividad, ya que solamente se batió en una ocasión a un defensivo Granada

El barcelonismo, mayoritariamente a favor del cambio de Valverde, pedía mejor juego y menos aburrimiento. El Barça de Setién lo ofreció, aunque también tuvo momentos espesos, de pesadez. Sin embargo, los jugadores mostraron otro talante, más ambición y ganas de contentar al nuevo técnico. 

Nuevo dibujo táctico en ataque 

Messi estuvo especialmente participativo durante todo el partido y fue el enganche perfecto entre el centro del campo y el ataque. A nivel táctico, sorprendió una apuesta ofensiva en que la pizarra de Setién mostraba un dibujo formado en 3-5-2, recuperando su esencia con el Betis, donde Sergi Roberto estuvo en la línea trasera junto a Piqué y Umtiti, Jordi Alba y Ansu Fati de carrileros/extremos, uno por izquierda y el otro por derecha, y con Messi de enganche entre los tres medios, Busquets, Rakitic y Vidal, y Griezmann, un poco más adelantado. 

 
Hoy destacamos