Universo Blaugrana

Memphis Depay celebra su gol al Mallorca / EFE

Memphis Depay celebra su gol al Mallorca / EFE

El Barça sufre contra el Mallorca en el regreso de Ansu Fati

Memphis, muy acertado, y Sergio Busquets lideran el triunfo azulgrana ante un rival que solo apretó al final

Lluís Regàs @LluisRegas

01.05.2022 22:49h Actualizado: 01.05.2022 23:10 h.

2 min

El Barça, con susto final, recuperó su autoridad en el Camp Nou. Después de encadenar tres derrotas fatales ante el Eintracht, el Cádiz y el Rayo Vallecano, el equipo de Xavi Hernández derrotó al Mallorca y se afianza como segundo en la Liga, tras el empate del Sevilla y la derrota del Atlético. El Barça ganó con bastante suficiencia y su afición celebró la victoria y el regreso de Ansu Fati, a quien no hace tanto se quiso etiquetar como el sucesor de Leo Messi, después de tres meses de baja.

Xavi se la jugó con Piqué, pero prescindió de Dembelé, afectado de una amigdalitis, en el equipo titular. La ausencia del delantero francés fue sustituida por Memphis Depay, muy inspirado, en una clara demostración de que el técnico del Barça confía ya muy poco en Adama Traoré, un futbolista que comenzó como un ciclón y que se apaga día tras día.

Cinco defensas

El Mallorca juntó las líneas y jugó con cinco defensas, pero el Barça ya pudo marcar a los cinco minutos, tras un centro de Gavi desde la banda izquierda que cabeceó Aubameyang y repelió Sergio Rico.

Aubameyang cabecea un centro de Gavi / EFE

Aubameyang cabecea un centro de Gavi / EFE

El Barça monopolizó el balón; el Mallorca no lo quiso. Con Aguirre, el equipo balear prioriza la intensidad defensiva a la elaboración, mientras que el grupo azulgrana intentaba maniobrar por dentro. Al partido le faltaba finura y la afición sufría por Piqué, que muy pronto se resintió de sus problemas musculares.

La ocasión del Mallorca

El Mallorca, a la espera de dar un zarpazo, pudo marcar a los 18 minutos tras un remate desviado de Niño que indignó a Ter Stegen por la fragilidad defensiva de su equipo. Perdonó el equipo de Aguirre y seis minutos después Memphis fusiló a Sergio Rico tras una gran asistencia de Jordi Alba. Poco después, Piqué se retiró del campo y fue sustituido por Eric García.

El Barça se encontró cómodo ante un Mallorca muy limitado, con Memphis reivindicándose y Frenkie de Jong bastante mejorado. Al equipo de Xavi, sin embargo, le faltó pegada en una primera parte que terminó con una gran combinación entre Memphis y Ferran Torres.

Sergio Busquets celebra el segundo gol del Barça

Sergio Busquets celebra el segundo gol del Barça al Mallorca / EFE

Más intensidad

El segundo acto comenzó con un Barça más intenso y clarividente, con Gavi y Frenkie muy activos entre líneas, que resolvió el partido con un remate cruzado de Sergio Busquets.

El Barça, sin ansiedad ni angustias, se gustó ante un Mallorca que se complica la vida. Faltó el gol de Ferran, pero la afición se ilusionó con el regreso de Ansu Fati, baja desde que se lesionó el 20 de enero en Bilbao. El 10 azulgrana jugó poco más de un cuarto de hora como delantero centro en un Camp Nou que tuvo unos minutos de dudas tras el gol de Raíllo.

 
Hoy destacamos