Universo Blaugrana

Alba pugna un balón con Cheryshev en el último Barça-Valencia / EFE

Alba pugna un balón con Cheryshev en el último Barça-Valencia / EFE

El Barça tiene un nuevo síntoma preocupante: Albadependencia

La ausencia de un sustituto natural lo ha convertido en un futbolista imprescindible para Ernesto Valverde

Pau Beya Acero

11.02.2019 19:22h

2 min

El encuentro del pasado domingo 10 de febrero en San Mamés fue el octavo de la temporada en el que Jordi Alba no formaba parte del once inicial. El futbolista de L'Hospitalet vio su quinta tarjeta amarilla de la temporada ante el Valencia y debía cumplir sanción en el duro duelo que le esperaba al FC Barcelona contra el Athletic.

Desde la llegada de Ernesto Valverde el carrilero se ha convertido en uno de los futbolistas más importantes del conjunto azulgrana. El principal motivo es la amplitud que le da al equipo en ataque y el buen entendimiento con el crack del equipo, Leo Messi, a quien surte de asistencias partido sí partido también.

Como ya había sucedido antes en la temporada, el Barça notó su ausencia en el feudo bilbaíno. Lo sustituyó Semedo, que estuvo muy expeditivo en defensa pero discreto en ataque debido a la dificultad de tener que jugar a pierna cambiada durante todo el encuentro. El empate ante el conjunto vasco se suma a una lista de resultados cosechados sin Alba que asusta.

Dos victorias en ocho encuentros sin el lateral

Y fueron ante la Cultural y Deportiva Leonesa en la eliminatoria de dieciseisavos de final de la Copa del Rey. Obviando estos dos partidos ante los leoneses el FC Barcelona ha sido incapaz de lograr la victoria en cualquiera de los otros seis duelos en que Jordi Alba no ha formado parte del once inicial.

Jordi Alba, celebrando un gol con el FC Barcelona / EFE

Jordi Alba celebra un gol con el FC Barcelona / EFE

El primer revés llegó en el partido de Liga en Butarque (2-1). Acabó disputando 20', un tiempo insuficiente para arreglar el desastre cosechado en los setenta minutos previos. Las otras derrotas sin el carrilero también se produjeron fuera de casa: primero, en el Ciutat de València en la ida de octavos de final de Copa del Rey (2-1), y posteriormente en los cuartos de final del mismo torneo, en este caso en el Sánchez Pizjuán (2-0). Por suerte para los azulgrana, en ambos casos pudieron remontar la eliminatoria.

Los últimos dos empates del FC Barcelona en Liga también llegaron sin el de L'Hospitalet en el once titular. Ante el Valencia en el Camp Nou saltó al césped tras el descanso cuando los catalanes marchaban por detrás en el marcador (1-2) y ayudó a igualar el marcador final (2-2). El otro encuentro, la ya mencionada ausencia por sanción en San Mamés. También se perdió la última jornada de la fase de grupos de la Champions League ante el Tottenham, donde el Barça no se jugaba nada (1-1).

Sin sustituto natural

Más allá del gran juego que viene desplegando en el último año y medio, éste es otro de los motivos que convierten a Jordi Alba en un futbolista imprescindible. El pasado verano salió el que hasta entonces era su suplente, Lucas Digne, y no llegó nadie.

La directiva puso todas sus esperanzas en el canterano Juan Miranda, quien no cuenta con la confianza suficiente de Valverde. Tras su mal partido en el Ciutat de València (2-1) no ha vuelto a una convocatoria con el primer equipo. Entró en la lista de 19 para San Mamés pero finalmente se quedó en la grada.

Una foto de Juan Miranda durante el partido frente al Tottenham / EFE

Miranda disputa un balón en el partido ante el Tottenham / EFE

No hay ninguna duda del gran nivel que tiene Jordi Alba y es normal que, como pasa con otros futbolistas, se note su ausencia. Pero parte de la culpa es la falta de alguien que lo releve en el primer equipo. Se confió en Miranda pero nunca ha sido del agrado del Txingurri. Sin duda, el sustituto del de L'Hospitalet es uno de los aspectos que se deberán trabajar a partir del próximo verano.

 

Hoy destacamos