Universo Blaugrana

Agüero, lamentándose por las ocasiones falladas en el Rayo-Barça / EFE

Agüero, lamentándose por las ocasiones falladas en el Rayo-Barça / EFE

Un Barça de vergüenza se hunde en Vallecas

Los azulgranas extienden su crítico momento con otra derrota liguera

Ángel Álvarez

27.10.2021 20:55h Actualizado: 27.10.2021 20:59 h.

3 min

¡Un FC Barcelona en estado de emergencia! Los dirigidos por Ronald Koeman sufrieron una nueva derrota en la Liga, esta vez a manos del Rayo Vallecano (1-0) en el Estadio de Vallecas. Los azulgranas volvieron a mostrar una imagen débil, sobre todo por el poco ritmo que exhibieron sobre el terreno de juego. Por tramos largos fueron superados por la velocidad de su rival y varios jugadores (Coutinho, el peor) no estuvieron a la altura de dicha exigencia. Lo más destacado fue el compromiso de Nico González, que demostró personalidad para liderar las mejores ocasiones de gol.

El entrenador neerlandés salió con el siguiente once para enfrentar al cuadro de la ciudad de Madrid: Ter Stegen, Sergi Roberto, Gerard Piqué, Éric García, Jordi Alba; Sergio Busquets, Nico González; Sergiño Dest, Coutinho, Memphis; Kun Agüero. Un equipo con muchos cambios con respecto al enfrentamiento del clásico, pero que igualmente no consiguió hacerse fuerte en su visita a la capital española.

Pura verticalidad

La primera mitad fue una clara demostración de las fortalezas del conjunto de Andoni Iraola: verticalidad en sus ataques y agobiante presión al poseedor del balón. Los locales comenzaron con una energía que superó claramente a los azulgranas, a tal punto que dejó en evidencia a jugadores como Philippe Coutinho que estuvo lento en la mayoría de sus ejecuciones.

Busquets, en una disputa de balón contra Isi Palazón / EFE

Busquets, en una disputa de balón contra Isi Palazón / EFE

A pesar de todo, el Barça consiguió una jugada peligrosa a su favor. La acción se dio en el minuto 8 tras un inteligente robo de balón de Nico González muy cerca del área rival, que terminó cediendo para Memphis cuyo pasó cerca del primer palo. Esa fue la jugada que más sorprendió al Rayo Vallecano, especialmente porque las posesiones de los culés no tuvieron la agilidad necesaria para crear desajustes en la línea defensiva contraria.

Esa imposibilidad de crear peligro fue lo que invitó al elenco rayista a atreverse más en campo contrario. El gol solo era cuestión de tiempo y así fue. En esta oportunidad el tanto inicial comenzó en el minuto 30 con un robo a Sergio Busquets que dejó totalmente desnuda a la defensa azulgrana. Dicha jugada tuvo como posterior protagonista a un Radamel Falcao que finalizó con mucha calidad para vacunar el pórtico defendido por Ter Stegen. Otra vez el caos reinó en el colectivo del FC Barcelona.

Radamel Falcao, celebrando con euforia su tanto ante el FC Barcelona / EFE

Radamel Falcao, celebrando con euforia su tanto ante el FC Barcelona / EFE

De esa forma culminaban los primeros 45 minutos. El conjunto de Iraola logró imponer por varios tramos su estilo de juego, lo cual ha anulado por completo el guión de Ronald Koeman. Los azulgranas mostraron un ritmo de juego muy bajo, sobre todo si tomamos como referencia el que ha conseguido el cuadro local. Un enfrentamiento que demuestra la energía de ambos equipos.

No fue suficiente

El FC Barcelona mostró una actitud diferente en el comienzo de la segunda parte. Si bien todavía fueron visibles la mayoría de los problemas colectivos, el conjunto si encontró algunas ventanas para colarse al área del Rayo Vallecano. La primera ocasión fue con un disparo de Nico que pasó cerca del arco de Dimitrievski, después de haber hecho un gran desmarque de ruptura a la espalda de la defensa contraria. Sin dudas, el canterano fue de los pocos destacados en el lado culé.

Las siguientes oportunidades de gol del Barça tuvieron como protagonista a Sergio Agüero. La primera situación favorable para el argentino fue en el minuto 54, tras una gran ocasión armada por Sergiño Dest que cedió el esférico en una zona prometedora, pero el disparo del delantero se fue por encima del arco; la segunda ocasión del Kun fue cuatro minutos después, en una espectacular conducción de Nico, que asistió al mencionado atacante, aunque su remate fue interceptado por un central rayista.

Nico González, lamentándose una ocasión fallida ante el Rayo / EFE

Nico González, lamentándose una ocasión fallida ante el Rayo / EFE

Parecía que la fortuna finalmente estaría del sector azulgrana, pero nuevamente la falta de contundencia ha vuelto a penalizar al equipo de Ronald Koeman. En el minuto 71 pitaron un penalti a favor del Barça por un contacto que recibió Memphis en una maniobra individual; no obstante, el delantero neerlandés no fue capaz de capitalizar esa importante jugada para igualar las acciones en el marcador. Su disparo fue atajado de gran forma por el portero rival.

El entrenador del FC Barcelona decidió agitar a través del ingreso de jugadores como Luuk de Jong y Yusuf Demir. Ellos acompañaron a Agüero y Memphis para tratar de mover las acciones en el marcador. El equipo intentó superar la resistencia del Rayo Vallecano, pero esas jugadas no fueron inquietantes. Las mejores oportunidades fueron cortesía de Luuk de Jong, que vio al guardameta muy lejos de su zona, aunque su disparo terminó cayendo en la red superior y Gavi, que disparó en el corazón del área pero sin dirección al arco. En fin, una noche de vergüenza en Vallecas.

 
Hoy destacamos