Universo Blaugrana

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, durante una conversación / FCB

El presidente del Barça, Josep Maria Bartomeu, durante una conversación / FCB

Bartomeu también coge el toro por los cuernos con Jordi Alba

El presidente blaugrana quiere cerrar cuanto antes la renovación del lateral

Pau Beya Acero @pbeya96

23.01.2019 20:04h Actualizado: 24.01.2019 18:52 h.

2 min

Tras adoptar un papel protagonista para que finalmente Frenkie de Jong se una a la disciplina del FC Barcelona a partir del próximo 1 de julio, Bartomeu ahora tiene otra tarea: llegar a un acuerdo con Jordi Alba y su representante para que el jugador firme la renovación de su contrato, que finaliza el 30 de junio de 2020.

El de L'Hospitalet tiene claras sus pretensiones. Pese a su edad (30), quiere un aumento en su ficha porque sabe que es imprescindible en los esquemas de Valverde: no cuenta con un sustituto natural en el primer equipo y por ahora Miranda, jugador del filial, no acaba de convencer al técnico.

Jordi Alba, celebrando un gol con el FC Barcelona / EFE

Jordi Alba celebra un gol con el FC Barcelona / EFE

Alba quiere pasar a tener un salario similar al que tiene Ousmane Dembelé o incluso subir un escalón más y ponerse a la altura de los contratos de Gerard Piqué Sergio Busquets, algo complicado con la actual masa salarial del club, que se ha disparado aún más tras la incorporación de Frenkie de Jong.

Posturas muy separadas

Así lo aseguró el periodista Javier Miguel en el programa del pasado martes 22 de enero en El Club de la mitjanit de Catalunya Ràdio Esport 3. Según el periodista, el FC Barcelona ofrece al carrilero un contrato de tres temporadas más una. Es decir, su vinculación con el club acabaría cuando el futbolista tuviera 34 años.

El club no le ha ofrecido ningún aumento de salario porque entiende que con sus 30 años está a punto de empezar su declive. Jordi Alba no está de acuerdo porque a nivel económico se encuentra muy por detrás de jugadores como Piqué, BusquetsCoutinho Dembelé cuando considera que su nivel deportivo y su importancia en el equipo no tienen nada que envidiarles.

El defensa del Barça Jordi Alba sonríe durante un entrenamiento / EFE

El defensa del FC Barcelona Jordi Alba sonríe durante un entrenamiento / EFE

Las negociaciones llevan en marcha desde hace meses. En noviembre hubo una reunión importante entre Vicente Forés, su representante, Pep SeguraAbidalPlanes y Óscar Grau. En diciembre Forés Segura volvieron a hablar por teléfono pero las negociaciones seguían estancadas.

Visto el problema, ahora el club va a cambiar el interlocutor. Josep Maria Bartomeu se pondrá al frente de las negociaciones junto con Óscar Grau, lo que hace pensar que la solución empieza a ser inminente. El presidente azulgrana lo hizo con De Jong y lo volverá a hacer con el carrilero izquierdo, un jugador imprescindible en los planes a corto plazo del club.

Terrenos en Esplugues

Que Jordi Alba no tiene demasiada intención de abandonar el Camp Nou lo demuestran sus últimas acciones. El de L'Hospitalet acaba de comprar unos terrenos en Esplugues para construir tres casas unifamiliares: una para él, una para sus padres y otra para su hermano. El carrilero sufrió un atraco en su hogar cuando en él se encontraban su mujer, Romarey Ventura, y su hijo, y quieren mudarse a la localidad del Baix Llobregat para dejar atrás todo lo que han sufrido.

Pese a que las negociaciones no parecen ir por buen camino, parece claro que Jordi Alba quiere quedarse en el Camp Nou, de manera que a priori no hay que preocuparse con la posible marcha de uno de los jugadores más importantes para Valverde y del mejor socio del capitán, Leo Messi.

 
Hoy destacamos