Universo Blaugrana

Leo Messi en una imagen de archivo en el Wanda Metropolitano / EFE

Leo Messi en una imagen de archivo en el Wanda Metropolitano / EFE

Bronca descomunal de Messi a uno de los nuevos fichajes

El capitán del Barça se molestó con algunas de las acciones de un recién llegado

Oriol Quintana @urikingkat

02.12.2019 10:04h

2 min

El Barça firmó este domingo un partido muy completo en el Wanda Metropolitano (0-1). Un solitario gol de Leo Messi en los últimos minutos del encuentro servía para decidir el partido. Los jugadores de Ernesto Valverde salieron con la mentalidad de las grandes ocasiones y superaron el reto con nota.

El juego culé no fue excepcional, pero contra el Atlético de Madrid poco mejor se puede hacer. El capitán estuvo muy atento a todo lo que pasaba sobre el verde y se lo vio muy caliente con uno de los fichajes de este mercado veraniego. Al final de la primera parte, la tomó con el lateral Junior Firpo.

Junior Firpo no es Jordi Alba

A finales de la primera parte, Messi buscó la banda izquierda del ataque culé, donde había muchos espacios con Antoine Griezmann y Junior Firpo bien abiertos. En una ocasión concreta, el argentino se desesperó al ver el desmarque que hacía el zurdo. En vez de ir al espacio, hacía la diagonal por dentro.

Ernesto Valverde dando órdenes a Junior Firpo / EFE

Ernesto Valverde dando órdenes a Junior Firpo / EFE

El jugador de 23 años en lugar de quedarse de apoyo en una jugada de ataque del primer tiempo decidió irse en largo hacia el fondo, dejando al argentino sin su apoyo y perdiendo el balón, lo que le generó un gran cabreo que merma un poco la confianza de Junior, este domingo el peor del Barça. Messi hizo todo tipo de aspavientos y le recriminó el error, evidenciando lo mucho que echa en falta a Jordi Alba

El 10 se desesperó, se le vio enfadado con el joven jugador. Desde ese momento, y con la cruz del capitán, el andaluz no volvió a entrar en el partido. Estuvo muy impreciso y balón que tocaba era jugada desperdiciada. Es evidente que no es Alba, a quien el astro ya está echando de menos.

Inocente 

El ex del Real Betis se cargó rápidamente de tarjeta amarilla -en el minuto 18- y cometió algunas faltas inocentes fruto de los nervios y la falta de concentración. Perdió un total de once balones, el peor registro de la línea defensiva, y una precisión de acierto de pase del 85,9%, el tercer más bajo por detrás de Messi y Suárez.

Junior Firpo, en la acción que ve la primera amarilla / EFE

Junior Firpo, en la acción que ve la primera amarilla, con Correa / EFE

Tiene margen de mejora. A sus 23 años le ha llegado el momento de cubrir a Jordi Alba, uno de los mejores laterales izquierdos de la historia del Barça. No solo el entrenador le debe ayudar a crecer, sino que también es deber de sus compañeros. Hicieron un esfuerzo con Griezmann y lo tendrán que hacer con Junior Firpo.

Piqué también se sumó a las broncas

En los primeros minutos del partido, el sevillano se vio superado una y otra vez por el colchonero Ángel Correa. Gerard Piqué, líder de la defensa contra el Atlético, cargó contra él en numerosas ocasiones y cuando más apretaban los locales. Unos gritos que lo conectaron al partido hasta que Messi la tomó con él.

 

Hoy destacamos