Universo Blaugrana

Una foto de Arturo Vidal durante el Barça - Liverpool / FCB

Una foto de Arturo Vidal durante el Barça - Liverpool / FCB

La bronca de Messi a Arturo Vidal (con más razón que un santo)

El argentino le recriminó una decisión al chileno con el 1-0 en el marcador y le invitó a ser más egoísta

Claudia Granja @c_granjafranch

02.05.2019 12:27h

1 min

Leo Messi quiere esta Champions League. Lo prometió en su primer discurso ante el Camp Nou como primer capitán del equipo y desde entonces no ha faltado a su palabra. Desde la fase de grupos hasta este miércoles, el astro argentino ha mostrado otra cara y otra ambición cuando se ha enfundado la camiseta azulgrana con el logo de la Champions en el brazo. 

Es el líder indiscutible en el terreno de juego y en el vestuario. Se le recriminó durante años su falta de carácter y peso ante sus compañeros, pero Leo es otro esta temporada. Su intensa charla en el calentamiento antes del pitido inicial, sus gestos por calmar y animar al equipo y ahora hasta sus conversaciones con la grada, son claros síntomas de la voluntad y el deseo de Messi. Agrandar su leyenda, levantar la orejona en el cielo de Madrid y aumentar las vitrinas azulgranas con otro trofeo. 

Para ello, Messi es consciente que el equipo depende de él, pero el capitán no olvida que el colectivo también debe darle apoyo. Y con esa ambición por bandera, Messi dejó gestos para el recuerdo en el partido más exigente de toda la temporada. 

Sin margen de error

Con el 1-0 en el marcador y el Barça sufriendo las acometidas reds, Messi volvió a atraer a todos los defensas y centrocampistas para poner un balón medido al pie de Arturo Vidal. El chileno se quedó solo ante Alisson, pero no controló para disparar sino que esperó a que Suárez efectuara el desmarque.

Y ejecutó un pase que la zaga inglesa desvió a córner. Una jugada clara, que ensalza la buena toma de decisiones que siempre tiene el argentino, y que a diferencia de otras ocasiones no esperó un pase de retorno. La mala elección del 22 enfadó al 10 que era consciente de la necesidad de marcar otro gol para aumentar la renta. 

La primera reacción, más agresiva, y la segunda, más controlada, donde le dijo "chuta tú". Leo le recriminó por el bien del equipo y no le faltó razón dada la vengata absoluta que él mismo generó al chileno con ese pase. Todo quedó en el verde, pero Leo no está para bromas cuando se trata de la Champions.

 

Hoy destacamos