Universo Blaugrana

Messi dispara a puerta ante Azeez / EFE

Messi dispara a puerta ante Azeez / EFE

La bronca de Messi y Luis Suárez a un jugador del Barça en Granada

Los dos delanteros recriminaron a un compañero tras una acción

Redacción Culemanía @culemanias

22.09.2019 13:06h Actualizado: 30.09.2019 17:52 h.

1 min

Partido para olvidar. Y para reflexionar. El FC Barcelona completó en el Nuevo Los Cármenes uno de los peores encuentros de la era Valverde. El duelo frente al Granada parecía idóneo para romper la mala racha del equipo fuera de casa al tratarse de un conjunto que acaba de regresar a Primera División, pero nada más lejos de la realidad.

El cuadro nazarí pasó por encima de los azulgranas en todo momento. Los locales impusieron el ritmo que más les interesaba y los pupilos del Txingurri no pudieron romperlo en ningún momento. La circulación de balón volvió a ser demasiado lenta y el juego fue previsible, horizontal e inofensivo.

Luis Suárez en el partido ante el Granada / EFE

Luis Suárez en el partido ante el Granada / EFE

Lo más irritante fue observar las dificultades del FC Barcelona para acercarse al área de Rui Silva y crear ocasiones. El Granada puso el cerrojo y los catalanes no encontraron la llave para abrirlo. El primer tiro a puerta de los visitantes llegó en el minuto 82. Sirvió para la estadística, pero tampoco causó ningún tipo de peligro.

Nerviosos

La imposibilidad de poner en aprietos al Granada provocó nervios e impaciencia entre los jugadores del cuadro azulgrana. Eso, sumado a las prisas por tratar de remontar el encuentro cuando este ya iba 2-0, provocó precipitación. Se empezaron a fallar pases a priori sencillos y los jugadores se aceleraron.

Esta desesperación por crear ocasiones de la forma que fuera acabó empujando a Lenglet a probar un disparo muy lejano que se marchó por encima del larguero. El zaguero, que no está acostumbrado a realizar labores ofensivas, se obcecó con la portería y no se paró a observar posibles líneas de pase.

Luis Suárez en el duelo contra el Granada / EFE

Luis Suárez en el duelo contra el Granada / EFE

Tras el tiro, Luis Suárez se giró y le recriminó que no le hubiera pasado el esférico, pues estaba en una posición mucho más ventajosa. Messi también le pidió más calma y le recomendó que mirara a su alrededor. Todo ello fruto del nerviosismo en el que vivió inmerso el FC Barcelona durante la última media hora de partido. Al equipo no le salía nada, Lenglet se desesperó y Messi Suárez saltaron a la mínima.

 
Hoy destacamos