Universo Blaugrana

Luis Suárez en el Levante-Barça / EFE

Luis Suárez en el Levante-Barça / EFE

Las broncas de Luis Suárez en el Levante-Barça

El uruguayo volvió a mostrar su cara más amarga cuando falló ocasiones o sus compañeros decidieron probar por su cuenta

Claudia Granja @c_granjafranch

17.12.2018 13:34h Actualizado: 18.12.2018 17:06 h.

2 min

Luis Suárez volvió a firmar un partido de esos que se exigen a uno de los mejores 9 del mundo. Se asoció a la perfección con Leo Messi y ambos superaron con sus cuatro goles --hat-trick del argentino y un tanto el charrúa-- los registros del Real Madrid y Atlético de Madrid en el campeonato doméstico. Solo con sus goles superan por dos y cuatro goles, respectivamente, a ambos conjuntos madrileños. Solo con sus goles superan por dos y cuatro goles, respectivamente, a ambos conjuntos madrileños.

Si primero fue el capitán quien arrastró a toda la defensa para asistir a Suárez solo en el área, que empaló el balón para poner el 0 a 1 en el marcador al más estilo delantero centro, el uruguayo le devolvió el favor a Leo con una jugada para enmarcar. Caño, desborde por la banda y pase que cazó Vidal para asistir al argentino. Una jugada maestra. 

Siempre quiere más

Firmó un partido excelso. Mareó y se peleó con los centrales --como siempre-- para abrir los espacios necesarios y además marcó y mantener su racha goleadora, pero volvió a mostrar su cara más agresiva consigo mismo y sus compañeros. La competitividad corre por las venas del ariete y a dos mil revoluciones su vara de medir, en ocasiones, le genera enemigos. 

Una foto de Luis Suárez durante un partido del Barça / EP

Una foto de Luis Suárez durante un partido del Barça / EP

Tras abrir la lata, y Messi sellar su hat-trick, el argentino empezó a hacer jugar a sus compañeros. A todos. Le dio una asistencia a Suárez de ensueño que, inexplicablemente, mandó fuera tras una nefasta definición y también falló el uno contra uno frente a Oier tras golpear con el exterior un balón que pedía a gritos el palo largo. 

Reproches

Se desesperó por ampliar su cuenta goleadora consigo mismo, pero también tuvo malas caras para sus compañeros. Ivan Rakitic, peso pesado del vestuario, vivió en primera persona la furia uruguaya cuando el croata decidió probar fortuna antes que pasársela. Una reprimenda mucho más tímida y contenida que la que ejerció con Denis Suárez. El gallego entró a falta de 15 minutos para el final y en los últimos compases del partido quiso batir a Oier cuando Suárez estaba solo al borde del área pequeña. 

 

Resumen de las jugadas de Denis Suárez frente al Levante

Se lamentó el gallego y Suárez reprochó ostensiblemente su decisión con aspavientos. El pase era claro, pero con el 0 a 4 en el marcador, el gallego quiso dar motivos a Valverde --y a sus pretendientes-- para jugar más minutos con un gol. 

Hasta la fecha, Dembelé había sido su víctima preferida. La descoordinación del francés y la toma constante de decisiones equívocas han llenado la videoteca de imágenes de Luis Suárez desesperándose ante las elecciones del extremo. Este domingo volvió a sacar su faceta más egoísta y competitiva. Cosas que quedan en el campo, pero también en la retina.

 
Hoy destacamos