Universo Blaugrana

Griezmann celebrando su gol con sus compañeros / EFE

Griezmann celebrando su gol con sus compañeros / EFE

La brutal conexión Dembelé-Mingueza-Griezmann termina en golazo

Cuando más lo necesitaba el equipo, aparecieron jugadores que deben ser importantes

Oriol Quintana @urikingkat

31.01.2021 23:29h Actualizado: 31.01.2021 23:32 h.

1 min

Victoria muy importante del FC Barcelona contra el Athletic Club (2-1) para colocarse segundos en la clasificación de Primera División. Un gol de Leo Messi de falta y una buena acción colectiva que terminaba con un tanto de Antoine Greizmann sirvieron para decantar la balanza a favor de los azulgranas.

El delantero galo marcó tras una muy buena conexión. En el minuto 74, Ousmane Dembelé aguantaba el balón en el vértice del área y buscaba apoyos. Apareció rompiendo la línea defensiva y superando a Iker Muniain el canterano Óscar Mingueza, que llegaba a línea de fondo y ponía el pase de la muerte.

Griezmann celebrando el gol del Athletic con Riqui Puig / FC Barcelona

Griezmann celebrando el gol del Athletic con Riqui Puig / FC Barcelona

Gran jugada colectiva, manteniendo los tempos adecuados y desestabilizando la defensa vasca con combinaciones precisas y rápidas. Un golpe en el momento delicado en el encuentro que explica la victoria. A partir de aquí el equipo se limitó a defender los últimos minutos con tres centrales.

Mingueza, cada día más entonado

Óscar Mingueza se ha colocado como el jugador polivalente de Ronald Koeman. Cuando lo necesitó el equipo de central, rindió. Si no está Sergiño Dest ni Sergio Roberto, actúa de lateral derecho. Le costó algunos partidos acomodarse a la nueva posición y contra el Athletic firmó su mejor partido en la derecha.

Apareció por sorpresa en ataque, combinó bien al primer toque y fue decisivo en la acción del gol definitivo. Aunque en defensa sufrió cuando le hacían el dos contra uno y salió en la fotografía del gol, firmó un buen partido y demuestra que cada vez está mejor adaptado al equipo y al ritmo de Primera División.

Mingueza luchando un balón contra Muniain / EFE

Mingueza luchando un balón contra Muniain / EFE

Partido maduro de Dembelé

Dembelé, como cuando Messi está sobre el césped, ocupó un segundo plano. Pero siguió pidiendo el balón, atreviéndose y enchufado al partido. Cuando pone un punto de pausa a las jugadas, siempre obtiene mejor resultado. Filtró un pase milimétrico a Mingueza para que éste asistiera a Griezmann.

 
Hoy destacamos