Universo Blaugrana

Koeman, en un momento del encuentro ante la Real Sociedad | EFE

Koeman, en un momento del encuentro ante la Real Sociedad | EFE

Los cambios forzados que hizo Koeman en la prórroga

La falta de fondo de armario obligó al técnico holandés a improvisar en el tiempo extra contra la Real Sociedad

Redacción Culemanía @culemanias

14.01.2021 18:37h

2 min

El FC Barcelona sufrió, y mucho, para superar a la Real Sociedad y clasificarse para la final de la Supercopa de España. La igualdad fue la nota predominante durante todo el choque, y el enfrentamiento se tuvo que decidir en la tanda de penaltis. En ese contexto, Ter Stegen y Riqui Puig lideraron al equipo blaugrana y fueron los verdaderos héroes en Córdoba

Antes de recurrir a los lanzamientos de 11 metros, el Barça de Koeman tuvo que sobrevivir a una prórroga donde la fatiga y el cansancio fueron las grandes protagonistas. El cuadro catalán se limitó a sobrevivir y a no protagonizar errores ante un equipo Txuri-urdin cuyos cambios estuvieron cerca de salirle bien a Imanol Alguacil. 

Ter Stegen y Riqui Puig, celebrando la victoria ante la Real Sociedad | EFE

Ter Stegen y Riqui Puig, celebrando la victoria ante la Real Sociedad | EFE

De hecho, Januzag, que entró en la prórroga, tuvo varias ocasiones claras para dar la victoria a los de San Sebastián en los últimos minutos. Asimismo, Barrenetxea fue también un auténtico dolor de cabeza para los defensas blaugrana. Dos perfiles revulsivos que precisamente, el conjunto culé no dispone en su plantilla, como quedó de manifiesto. 

Los cambios invisibles de Koeman

Las bajas de Piqué, Ansu Fati, Sergi Roberto, Coutinho y Leo Messi fueron una losa importante para Koeman, en un choque con una tremenda exigencia física. Apostó por su once de gala, pero cuando necesitó refuerzos, no encontró piezas determinantes en su banquillo. Precisamente, era una buena oportunidad para que algunos de los menos habituales se revalorizasen. Pero no fue el caso. 

Trincao, en una acción ante la Real Sociedad | FCB

Trincao, en una acción ante la Real Sociedad | FCB

Trincao fue el que más perjudicado salió del choque contra la Real Sociedad. El entrenador del Barça le dio minutos en la segunda mitad, cuando el partido se descontroló, para aprovechar su velocidad y su desborde. No obstante, estuvo poco acertado en la toma de decisiones y no tuvo un peso importante. 

Minutos después, al empezar la prórroga, Koeman sacó a Pjanic y Riqui Puig para reforzar el centro del campo. Sin embargo, en los 30 minutos que estuvieron en el terreno de juego no fueron capaces de devolver el control al conjunto blaugrana ni de superar a la defensa vasca. Como mínimo, sí demostraron valentía al jugársela en la tanda de penaltis. Y ambos marcaron. Seguro que esto les hace ganar puntos. Finalmente, tuvo un papel testimonial Junior Firpo, que entró para jugar los últimos instantes del tiempo extra. 

Pjanic, celebrando su gol de penalti ante la Real Sociedad | EFE

Pjanic, celebrando su gol de penalti ante la Real Sociedad | EFE

Sin embargo, la cuestión es que el entrenador del Barça tampoco tenía mucho más donde escoger en su banquillo. Eran las opciones más lógicas y con más cartel para buscar la victoria. Y es que sin jugar solo se quedaron Neto, Dest, Umtiti y los futbolistas del filial Ilaix Moriba e Iñaki Peña. Todos de un perfil defensivo, que no interesaban en exceso para buscar la victoria. 

 
Hoy destacamos