Universo Blaugrana

Ter Stegen en el clásico / EFE

Ter Stegen en el clásico / EFE

La cara y la cruz de Ter Stegen en el clásico

El guardameta alemán hizo paradas de mucho mérito pero también le colaron dos goles por el primer palo

02.03.2020 10:51h Actualizado: 02.03.2020 10:54 h.

2 min

Revés del FC Barcelona en el Santiago Bernabéu. El equipo azulgrana tenía la oportunidad de dejar la Liga medio sentenciada en el clásico, pero la desaprovechó. Mostró una buena imagen en la primera mitad y en los diez primeros minutos de la segunda, siendo superior al Real Madrid, pero no pudo contener al conjunto blanco cuando apretó el acelerador.

La entidad de Chamartín puso una marcha más a partir del 55' y fue claramente superior a los catalanes. Empezó a tener más balón, a llegar al área de Ter Stegen y finalmente encontró el premio. Vinicius, en el 70', y Mariano, cuando el encuentro estaba terminando, dieron la victoria y el liderato a los de Zidane.

La cara

Esta vez, la eficiencia de Marc-André Ter Stegen bajo palos no fue suficiente para que el FC Barcelona ganara el partido. El guardameta alemán completó su enésima gran actuación del curso. No solo hizo intervenciones de mucho mérito, sino que también fue fundamental para que los azulgranas salieran con mayor comodidad de la elevada presión merengue.

Ter Stegen y Piqué salvaron el gol de Isco / EFE

Ter Stegen y Piqué salvaron el gol de Isco / EFE

El arquero culé hizo una de las paradas del campeonato. En el 55', Isco soltó un disparo con rosca teledirigido a la escuadra derecha de la portería catalana. Cuando medio Bernabéu cantaba el gol del malagueño, Ter Stegen voló, rozó el tiro del internacional español y lo desvió a córner. Con la ocasión de Isco empezó el vendaval del Real Madrid.

Pocos minutos después, el portero germano volvió a desbaratar una nueva ocasión del 22. El de Arroyo de la Miel remató de cabeza un centro desde la derecha y el guardameta culé lo frenó con los dedos, pero no consiguió cambiar la trayectoria. Tuvo que ser Piqué quien, bajo palos, despejara el esférico.

La cruz

Ter Stegen estaba siendo el héroe del encuentro hasta que llegó el gol de Vinicius. El extremo brasileño encaró a Piqué, disparó y fue el propio central catalán el que desvió el esférico y lo introdujo en su propia portería. El portero alemán estaba bien colocado, pero el toque del le dejó sin posibilidades de volver a salvar al Barça.

El gol de Vinicius / EFE

El gol de Vinicius / EFE

Peor parado salió en la fotografía del tanto de Mariano. El dominicano, tras superar a Umtiti por velocidad, batió a Ter Stegen con un semi fallo. El esférico volvió a entrar por el primer palo del guardameta pero esta vez no había rebotes que valieran. Fue el arquero el que tapó mal el que se supone que es su poste.

Marc-André Ter Stegen fue capaz de lo mejor y lo peor en el Santiago Bernabéu. Después de desbaratar dos ocasiones de Isco, vio como los dos goles entraban por su palo. En el primero no le sonrió la fortuna, pero el segundo es inexcusable.

 
Hoy destacamos