Universo Blaugrana

Una foto de Carles Pérez durante un entrenamiento del Barça / FCB

Una foto de Carles Pérez durante un entrenamiento del Barça / FCB

Carles Pérez y Aleñá regresan al Barça hambrientos de protagonismo

Los dos canteranos volvieron a la disciplina azulgrana antes de tiempo pese a contar con un día de descanso por su convocatoria con la sub-21

Claudia Granja @c_granjafranch

11.09.2019 22:52h

1 min

Carles Pérez y Carles Aleñá están de vuelta tras pasar uno días fuera de la Ciutat Esportiva Joan Gamper tras ser convocados con la selección española sub-21. Dos partidos, dos victorias y una única participación de los dos canteranos azulgranas ante Kazajistán. Ninguno de los dos participó en la victoria ante Montenegro de este martes y pese a tener el día libre --que les dio Valverde de descanso-- los dos azulgranas se sumaron al resto de sus compañeros en la sesión de entrenamiento de este miércoles. 

Tras el partido, ambos viajaron en coche hacia la capital catalana para regresar a la disciplina azulgrana dado el importante choque que el Barça tiene este sábado ante el Valencia donde es vital sumar tres puntos, pese a la inestabilidad institucional que vive el conjunto ché en las últimas horas tras destituir a Marcelino

Un partido que de nuevo marcará la ausencia de Leo Messi en ataque y la todavía duda de Luis Suárez. Sin un tridente asegurado, los dos canteranos tienen mucho que demostrar todavía. 

Dos escenarios distintos

Valverde estará obligado de nuevo a recurrir a la cantera para subsanar las bajas en ataque. Carles Pérez es el que gana enteros para ser el extremo que acompañe a Griezmann y Suárez en caso de que el uruguayo finalmente esté disponible. Un recurso que ha utilizado hasta ahora y por el que el delantero se ha reivindicado con goles y asistencias. 

Una foto de Carles Aleñá durante el partido ante el Athletic Club / FCB

Una foto de Carles Aleñá durante el partido ante el Athletic Club / FCB

Pero los escenarios son muy distintos. Mientras el extremo tiene la plaza casi asegurada, Aleñá tiene pendiente resolver un problema. Salió de inicio en San Mamés junto a Sergi Roberto y De Jong, pero desde entonces no se le ha vuelto a ver. Pagó los platos rotos de la derrota en tierras vascas y desde entonces ha vivido en el ostracismo que da la grada. Desconvocado.

Su regreso adelantado responde a la necesidad de cambiar de opinión a Valverde. Un mensaje claro de constancia y sacrificio por el equipo que, especialmente Aleñá, espera verse traducido en minutos en el verde. 

 

Hoy destacamos