Universo Blaugrana

Una imagen de archivo de Samuel Umtiti en el banquillo del FC Barcelona / EFE

Una imagen de archivo de Samuel Umtiti en el banquillo del FC Barcelona / EFE

El 'caso Umtiti' complica la vida a Valverde

El Txingurri quiere recuperarlo cuanto antes

Pau Beya Acero @pbeya96

24.02.2019 19:23h Actualizado: 25.02.2019 12:05 h.

2 min

Otra de las grandes noticias que trajo el encuentro del pasado sábado 23 de febrero en el Sánchez Pizjuán fue la reaparición de Samuel Umtiti. El francés, que no se vestía de corto desde el 24 de noviembre en el Wanda Metropolitano, completó los 90 minutos en el duelo del FC Barcelona contra el Sevilla.

El central que acompañó a Piqué durante su baja, Clément Lenglet, estaba apercibido y de haber visto una tarjeta amarilla ante el conjunto hispalense se hubiera perdido el clásico del próximo 2 de marzo, donde el club azulgrana se jugará dejar casi sentenciada la Liga o darle una vida extra al Real Madrid.

Una foto de Clément Lenglet en un partido del Barça / EFE

Una foto de Clément Lenglet en un partido del Barça / EFE

Pero ese no fue el único motivo para que el ex del Olympique de Lyon fuera titular. Ernesto Valverde quiere recuperarlo de cara al tramo final de la temporada cuanto antes y un partido completo a priori es un buen rodaje, aunque como es evidente el francés no pudo rayar a su mejor nivel y estuvo a punto de comprometer la victoria azulgrana.

Fuera de forma

No es nada fuera de la normalidad, pues después de tres meses sin jugar lo más común es que al jugador le falte ritmo de competición y esté fallón. Las subidas de Jesús Navas y las internadas de Pablo Sarabia tampoco ayudaron a que el central se sintiera cómodo en su redebut como azulgrana.

De hecho fue uno de los grandes culpables del segundo gol del Sevilla. Salieron Nelson Semedo, Gerard Piqué Jordi Alba pero él no, y rompió el fuera de juego de Sarabia que, muy solo, tuvo tiempo para pensar y pasársela a Mercado, que acabaría colocando el balón en el fondo de la red. Ya en la segunda mitad el Barça sufrió menos y él también.

Lo último que se debería hacer es centrar las críticas en él, pues ni el partido ni el rival eran los idóneos para volver, y menos desde el inicio. Es algo que viene provocado por las prisas de Valverde, que en el partido del Sánchez Pizjuán estuvieron a punto de ser muy malas consejeras.

La apuesta de Umtiti salió bien

El francés sufrió una dura lesión en el cartílago de su rodilla izquierda. La arrastraba desde el mes de mayo de 2018, pero forzó para poder jugar (y ganar) el Mundial de Rusia con su país. En su vuelta con el Barça, jugó los siete primeros encuentros de la temporada y cayó lesionado. Su reaparición en el Wanda Metropolitano el 24 de noviembre fue un espejismo.

Umtiti tras ganar el Mundial con la selección de Francia / EFE

Umtiti se proclamó campeón del mundo con Francia el pasado verano / EFE

Todos los expertos le recomendaban que se operara pero él, que tenía la última palabra pues es su rodilla, decidió seguir un tratamiento conservador, algo que aparentemente ha sido un éxito ya que ha reaparecido en pleno mes de febrero. Si hubiera pasado por el quirófano se hubiera perdido toda la temporada. Si jugó en el Pizjuán es porque físicamente está bien, pero seguro que él, Valverde, sus compañeros y la directiva siguen cruzando los dedos y tocando madera. Su retorno es una gran noticia pero falta contrastar que sea totalmente real.

 
Hoy destacamos