Universo Blaugrana

Los jugadores del Barça celebran un gol / EFE

Los jugadores del Barça celebran un gol / EFE

El centro del campo llamado a marcar las diferencias en el Barça

Valverde parece haber encontrado a su medular de confianza

No ha sido un arranque de temporada nada sencillo para el FC Barcelona. Antes de encadenar cuatro victorias consecutivas ante Villarreal, Getafe, Inter de Milán y Sevilla, el conjunto azulgrana atravesaba una pequeña crisis. En especial fuera de casa. Los catalanes cayeron ante el Athletic (1-0) y el Granada (2-0); y no pudieron pasar del empate contra Osasuna (2-2) ni Borussia Dortmund.

La mejora en el juego y en los resultados se debe en gran parte a que Valverde ha encontrado su medular de confianza con el paso de los partidos. De los siete centrocampistas de los que dispone, el Txingurri parece tener claro quienes deben ser los tres titulares: Sergio Busquets, Frenkie de Jong y Arthur.

Llamados a liderar

Coincidieron por primera vez en El Sadar. El holandés y el de Badia del Vallès partieron de inicio junto con Sergi Roberto. Osasuna se puso por delante en el marcador y se sintió muy cómodo durante la primera parte. El partido cambió con la entrada de Arthur, que reemplazó a Semedo y desplazó a Roberto al lateral. Con el futbolista brasileño secundado por Frenkie Busi, los azulgranas dominaron el encuentro, revirtieron el resultado y solo un penalti infantil de Piqué impidió que los azulgranas se marcharan de Pamplona con los tres puntos.

De Jong y Arthur agradeciendo el apoyo de la afición / FC Barcelona

De Jong y Arthur agradeciendo el apoyo de la afición / FC Barcelona

Desde entonces, han compartido medular frente a ValenciaBorussia Dortmund, Getafe, Inter y los últimos 27 minutos del duelo ante el Villarreal. En esos partidos, obviando los dos choques europeos, el conjunto catalán ha sido el claro dominador sobre el verde y ha exhibido su mejor juego de la temporada. Busquets, Arthur y De Jong se compenetran a la perfección. Ofrecen una salida de balón escalonada impecable y sin balón, aunque no tengan un perfil defensivo, aprietan a los rivales. Juntos, aminoran sus defectos y explotan sus virtudes.

Cuando falta uno de los tres, el FC Barcelona sufre. Se evidenció en San Mamés y Granada, donde Frenkie de Jong fue el único que jugó, y en la primera parte del duelo frente a Osasuna. Las únicas excepciones son las victorias contra el Betis, sin Arthur, y el último triunfo en Liga ante el Sevilla, sin Busquets de inicio.

La única incógnita

De hecho, a raíz del buen partido contra el conjunto hispalense y, sobre todo, la gran segunda parte frente al Inter de Milán crean la duda de si el de Badia del Vallès debe ser tan imprescindible como lo ha sido en la última década. A la vista está que sin el el equipo jugó mejor ante el cuadro italiano y firmó un buen partido el pasado domingo.

Busquets pelea un balón con Zambo Anguissa / EFE

Busquets pelea un balón con Zambo Anguissa / EFE

Valverde ya ha demostrado esta temporada que no le temblará el pulso a la hora de sentar a aquellos jugadores que en cursos anteriores fueron intocables. Lo está haciendo con Rakitic y lo hizo con el propio Busquets en San Mamés. Esta campaña ya no hay indiscutibles en el FC Barcelona. Excepto Messi, claro está.

Con Frenkie de Jong y Arthur asentados en el once gracias a su gran rendimiento, actualmente la única duda es quién debe acompañarlos en el centro del campo. Por el momento Busquets guarda mucha ventaja respecto a sus rivales. El de Badia del Vallès, el holandés y el brasileño son los tres futbolistas llamados a liderar el centro del campo del FC Barcelona esta temporada.

 

Hoy destacamos