Universo Blaugrana

Messi celebra el gol en propia de Olaza / EFE

Messi celebra el gol en propia de Olaza / EFE

Los cinco goles en propia que han beneficiado al Barça este año

Chakla se sumó a la lista en la visita del Getafe al Camp Nou

24.04.2021 01:49h

2 min

"Fue un partido muy raro", espetó Ronald Araujo nada más acabar el Barça-Getafe. El central uruguayo no podría haber definido mejor el enfrentamiento entre catalanes y azulones. Hubo dos penaltis, uno para cada equipo, dos lanzamientos al palo, los dos de Messi, y el partido acabó 5-2 sin que ninguno de los dos conjuntos se volcara en ataque.

Lo más extraño de todo fueron los dos goles en propia. No suele ser habitual que haya dos en un mismo encuentro. Y a cada cual, más inexplicable. El de Lenglet, que supuso el empate del Getafe en el 13', llegó tras un centro de Cucurella que no atinó a rematar Ángel. El balón impactó en el vientre del francés y entró en la portería de Ter Stegen.

Inexplicable

Más inexplicable todavía fue el de Chakla. Si bien es cierto que el zaguero marroquí estaba presionado por Messi, tenía tiempo suficiente para pensar y no complicarse la vida. Sin embargo, decidió pasar el esférico a Soria, y no pudo hacerlo peor. Falló en el pase y el balón acabó entrando ajustado al palo derecho de la portería del Getafe.

Pau Torres contra el Barça / REDES

Pau Torres contra el Barça / REDES

Fue el quinto gol en propia que se marca un rival del Barça en lo que va de curso. Ya en el primer partido del curso, contra el Villarreal en el Camp NouPau Torres se introdujo la pelota en su portería al tratar de interceptar un centro de Messi para Busquets. Fue el cuarto y último gol de los culés (4-0).

Pocos días después, en la visita de los culés a BalaídosOlaza encarriló la victoria de los de Koeman tras desviar un centro de Messi desde el flanco derecho. Fue el segundo de los tres tantos que anotó el FC Barcelona en el triunfo frente al Celta (0-3). La fortuna estaba sonriendo a los azulgranas en el arranque de curso.

Importante

Más trascendente pudo haber sido la diana que se marcó Alcalá en el duelo entre Cádiz Barça. El zaguero tocó un balón de Jordi Alba y dejó vendido a Ledesma. Supuso el gol del empate, pero un error en cadena de los culés pocos minutos después les condenó a la derrota (2-1).

El gol en propia de Alcalá / EFE

El gol en propia de Alcalá / EFE

Hasta este jueves, el último tanto en propia que se había anotado un rival del conjunto catalán había sido el de Víctor Ruiz en la visita de los azulgranas al Benito Villamarín. El zaguero catalán se introdujo el balón en su portería después de una serie de rebotes en el área. Fue el segundo de los tres goles del Barça esa noche (2-3).

Ninguno tan absurdo como el que perpetró Chakla este jueves. Es imposible hacerlo peor de lo que lo hizo el zaguero marroquí en la acción del segundo gol.

 
Hoy destacamos