Universo Blaugrana

Ferran Torres, con el balón, tras marcar el gol del empate / EFE

Ferran Torres, con el balón, tras marcar el gol del empate / EFE

Las cinco ocasiones claras que generó Ferran Torres en Elche

El valenciano podría haber marcado más goles en la victoria del Barça en el Martínez Valero

Carlos Medina @camebe27

07.03.2022 18:33h Actualizado: 07.03.2022 19:04 h.

1 min

Ferran Torres fue considerado como el mejor jugador del partido contra el Elche. El valenciano entró en el descanso con las pilas muy pero que muy cargadas. Es cierto que estuvo algo desacertado de cara a puerta, pese al gol, pero generó hasta cinco ocasiones claras.

La primera de Ferran Torres para dentro

La primera de ellas fue en el gol. Ferran Torres marcó al más puro estilo de ratón del área. El ex del Manchester City se quedó en el área pequeña para recibir el pase de Jordi Alba. Es una situación rara, ya que el pase de Jordi va algo mordido. Pese a ello el valenciano cazó el esférico y batió a Edgar Badía.

Con el empate el equipo se creció más, al igual que Ferran Torres que no paró de buscar el gol. El extremo cambió el partido por completo. La segunda ocasión de gol que generó se escapó por muy poco.

El valenciano se escoró hacia el centro para buscar el remate. La pelota le cayó a sus pies, y a pocos metros del área pequeña remató con la zurda, su pierna menos hábil. El disparo lamió el poste. Ocasión clara de gol, ya que Edgar Badía no pudo hacer nada, se quedó mirando el balón.

Paradones de Edgar Badía

La tercera y la cuarta van de la mano, ya que son dos acciones de peligro seguidas. Se produjeron cuando el Barça empezaba a dominar al Elche, antes del empate de MemphisFerran Torres falló dos ocasiones en un minuto en Elche. En ambas acciones el valenciano se topó con Edgar Badía, que le adivinó las intenciones.

El portero del Elche tapó muy bien los disparos del extremo del Barça. En el vídeo se ve como el meta se estira lo máximo que puede para taparle más espacios a Ferran Torres.

La quinta fue la menos clara, aunque su internada en el área tenía buena pinta. De nuevo el balón le cayó a la zurda. El disparo se marchó fuera. De entrar hubiera sido un golazo, ya que en el momento del chute se le echan dos rivales encima.

 

 
Hoy destacamos