Universo Blaugrana

Ronald Koeman dirigiendo al Barça contra el Villarreal / FC Barcelona

Ronald Koeman dirigiendo al Barça contra el Villarreal / FC Barcelona

Las claves del nuevo Barça de Koeman que derrochan ilusión

Los azulgranas firmaron un encuentro muy serio contra el Celta de Vigo

Oriol Quintana @urikingkat

02.10.2020 12:55h Actualizado: 02.10.2020 13:05 h.

2 min

El FC Barcelona vuelve a ilusionar a los aficionados. Es cierto que solamente llevan dos partidos ligueros, pero en estas dos actuaciones hemos visto a un equipo serio y contundente. Se empieza a notar la mano de Ronald Koeman: 4-0 contra el Villarreal y 0-3 contra el Celta de Vigo.

El entrenador holandés entró con mano dura al vestuario. La primera decisión fue prescindir de Luis Suárez, Arturo Vidal e Ivan Rakitic. También se está dando la confianza a jóvenes --como Ansu Fati, Francisco Trincao y Pedri González-- en un nuevo sistema con más piezas ofensivas y menos centrocampistas.

Las claves del éxito

Con el 4-2-3-1, la ocupación de los espacios y los intercambios de posiciones están siendo muy importante en la construcción de los ataques. Se juega con un mediapunta, dos bandas y un nueve --actualmente ocupada por Leo Messi-- que se deben repartir las posiciones y no colapsarse por dentro. Viendo las últimas actuaciones, excepto Antoine Griezmann, los demás atacantes se han entendido muy bien.

Ronald Koeman en la banda de Balaídos / FC Barcelona

Ronald Koeman en la banda de Balaídos / FC Barcelona

No es ningún secreto que Koeman todavía le quiere dar una vuelta más a este sistema. Lo que más preocupa es la posición de delantero centro. Se busca a un nueve referencia, que sea capaz de combinar fuera del área y que tenga gol. Lautaro Martínez es la apuesta de club mientras que el cuerpo técnico se conforma con Memphis Depay.

También tenemos que destacar la presión tras pérdida del equipo. Las líneas están mucho más avanzadas que en la era de Ernesto Valverde y Quique Setién y se reducen mucho los espacios de creación de los rivales. Incluso jugadores como Philippe Coutinho muerden a los defensas en busca del balón lo antes posible. Busquets y De Jong, por ejemplo, recuperaron 20 balones este jueves de los 56 del equipo.

En cuanto al ataque, hemos podido ver a un equipo que vuelve a usar las bandas, con menos pases en el centro del campo y buscando rápidamente la zona de tercios. Con una banda derecha que todavía tiene mucho margen de mejora --con Sergi Roberto y sobre todo con Antoine Griezmann--, el juego se sigue decantando a la izquierda, con un Ansu Fati y Jordi Alba muy inspirados.

Ansu Fati, celebrando su gol contra el Celta | EFE

Ansu Fati, celebrando su gol contra el Celta | EFE

Finalmente, la estadística más optimista de todas es la capacidad goleadora. En dos jornadas se han marcado siete goles y se han disparado 24 veces. Ansu Fati lleva tres goles de tres disparos mientras Leo Messi sigue mostrándose ambicioso de cara al gol. Dos jornadas viendo portería y quiere más.

La carpeta a mejorar

Cuando el partido se pone de cara y hay espacios, este equipo parece no tener rival. Es un ataque y gol constante. Aunque se han enfrenado a difíciles rivales como el Villarreal y el Celta de Vigo, cabe por ver como cerrará el equipo en defensa ante un conjunto pelotero y con un buen centro del campo.

En las dos primeras jornadas Neto Murara ha recibido hasta 15 disparos a su portería y, en alguna ocasión hemos visto a Busquets y De Jong superados en el medio. Dos centrocampistas no son lo mismo que tres. Ofensivamente el equipo mejora, pero en el defensa se tiene que seguir trabajando para reducir el número de ofensivas rivales, sobre todo las del contraataque.

 
Hoy destacamos