Universo Blaugrana

Frenkie de Jong celebrando la victoria contra Arturo Vidal / FC Barcelona

Frenkie de Jong celebrando la victoria contra Arturo Vidal / FC Barcelona

Así fueron las combinaciones de Rakitic, Arthur y De Jong en la medular

El tridente de centrocampistas firmó un buen partido en el Wanda Metropolitano

Oriol Quintana @urikingkat

02.12.2019 10:48h

2 min

Ernesto Valverde apostó por un centro del campo inédito para superar al Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano (0-1). Los culés tenían la sensible baja de Sergio Busquets, que contra el Leganés vio la quinta amarilla y se quedó en Barcelona. Su sitio lo ocupó Ivan Rakitic.

El Barça salió con una medular desconocida con el croata, Frenkie de Jong y Arthur Melo. Por sorpresa de todos, fue el 4 quien se ubicó como pivote defensivo. Es un perfil más conservador y no asume tantos riesgos como podría ser el caso del holandés, amante de las conducciones y de los pases verticales.

Ivan Rakitic calentando en el Wanda Metropolitano / EFE

Ivan Rakitic calentando en el Wanda Metropolitano / EFE

En la derecha se colocó el brasileño, que volvía a la titularidad tres partidos después, mientras que el 21 se quedaba en la izquierda. Valverde quería aprovechar las buenas actuaciones de De Jong, Firpo y Griezmann contra el Borussia Dortmund (3-1), pero la racha no continuó. A mediados del primer tiempo, se intercambiaron las posiciones.

De Jong ya venía jugando en esa posición, pero en cuanto hemos movido Arthur, se ha perfilado mejor y hemos hecho mejor juego”, explicó Ernesto Valverde sobre este cambio táctico. A partir de entonces se controló mejor el tempo del partido.

Reivindicados

El partido contra el Atlético de Madrid deja dos grandes reivindicados. Frenkie de Jong se mostró discreto y, aunque lo intento, no pudo intervenir tanto como no tiene acostumbrados. Sí que rindieron mejor de lo esperado Arthur Melo e Ivan Rakitic, que hicieron olvidar a Busquets.

De Jong luchando un balón con el Barça en el Wanda / EFE

De Jong luchando un balón con el Barça en el Wanda / EFE

El ex de Gremio no tenía minutos con el Barça desde el 9 de noviembre, contra el Celta de Vigo. Parecía que Ernesto Valverde le había puesto la cruz. No fue convocado ante el Leganés y se quedó todo el partido del Borussia Dortmund en el banquillo. Contra el Atlético volvió y lo firmó un buen encuentro.

Intentó probar a Oblak y asumió bien el papel de filtrador de pases. Como nota negativa se tiene que destacar su exceso de confianza en alguna ocasión. A finales del primer tiempo, el colchonero Héctor Herrera le arrebató el balón y se plantó solo en la frontal del área. Por fortuna, el disparo salió fuera por poco.

Arthur Melo defendiendo contra el Atlético de Madrid / EFE

Arthur Melo defendiendo contra a Correa, del Atlético de Madrid / EFE

Rakitic solo ha salido de titular en tres ocasiones esta temporada: Granada, Borussia y Atlético. Este domingo se ubicó de pivote y demostró que todavía tiene mucho que decir en este equipo. Dos partidos consecutivos y dos buenas actuaciones. Hay quienes ya dudan que salga en invierno. Sabe equilibrar el juego y su rol conservador convence a Valverde en los partidos más exigentes.

Después del encuentro, el 4 comentó que “lo que quiero ante todo es intentar ayudar al equipo. Esa posición no es nada nuevo para mí, ya he jugado anteriormente. He trabajado mucho estos meses con mi preparador físico, lo que quiero es estar ahí, sentir la confianza del cuerpo técnico y los compañeros”.

El revulsivo Arturo Vidal

Muchos pensaban que, ante un encuentro físico, el chileno Arturo Vidal sería la opción de inicio pero se quedó en el banquillo. Tuvo unos minutos en el segundo tiempo -salió en el 73- y puso músculo y tensión en el centro del campo. Es importante para el entrenador y eso se transmite en el número de oportunidades que tiene.

 

Hoy destacamos