Universo Blaugrana

La conexión Dembelé-Aubameyang en un entrenamiento con el Barça / FCB

La conexión Dembelé-Aubameyang en un entrenamiento con el Barça / FCB

Las condiciones que marcan el futuro de Dembelé en el Barça

Puede haber sorpresa con el futuro del jugador francés, cuya prioridad es seguir en el equipo

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

31.03.2022 11:04h Actualizado: 31.03.2022 12:20 h.

3 min

"Quiero seguir en el Barça. Estoy muy feliz aquí y creo en este proyecto. Además, estoy muy feliz con Xavi". Ese es el mensaje que, según fuentes muy cercanas al vestuario del FC Barcelona, habría transmitido Ousmane Dembelé a sus compañeros en los últimos días. La hipotética renovación del joven futbolista francés, en cualquier caso, está sujeta a una serie de condicionantes que no será fácil que se cumplan, dada la insistencia del representante del jugador, Moussa Sissoko, en pedir más dinero a la entidad culé.

Pese a que existe una buena predisposición en ambas partes para lograr el acuerdo, diversos factores afectan a una operación marcada por la tensión que existe entre los ejecutivos culés y el mencionado agente. Como prueba de la voluntad de Dembouz de quedarse, está el hecho de que a día de hoy todavía no se habría comprometido con ningún otro club, más allá de que su entorno haya sondeado el interés de equipos como Paris Saint-Germain, Chelsea o Manchester United en hacerse con sus servicios la próxima temporada.

Una serie de condicionantes

Tras los intentos frustrados para su renovación el pasado mes de enero, el jugador francés decidió tomarse un tiempo para reflexionar acerca de su futuro, pero si llega en las próximas semanas (o meses) una oferta culé que le convenza, ampliará contrato con un Barça donde se siente a gusto, tanto con la afición como con sus compañeros en el vestuario. Y, por supuesto, cada vez más integrado en la ciudad. Desde Culemanía ya informamos en las últimas semanas que Laporta nunca ha perdido la esperanza de renovar al futbolista francés, y que algunos de los movimientos de enero (como la contratación de su amigo Aubameyang) iban también orientados a allanar el terreno para su renovación.

Xavi Hernández es quien más ganas tiene de que Dembelé continúe. Eso ha provocado que la entidad culé se plantee retomar los contactos, pese a que algunos miembros de la junta de Laporta no estarían de acuerdo. Para que Dembelé renueve, en cualquier caso, las condiciones que impone el club son muy claras: el jugador deberá rebajar sus pretensiones económicas si realmente quiere seguir como culé. Además, una parte importante de su ficha estaría basada en un conjunto de variables y objetivos: partidos, títulos, lesiones...

Ousmane Dembelé, de naranja, en un entrenamiento del Barça de Xavi / FCB

Ousmane Dembelé, de naranja, en un entrenamiento del Barça de Xavi / FCB

Y lo que está claro es que el alto grado de compromiso que está mostrando ahora, tanto en rendimiento como en profesionalidad en cada uno de los entrenamientos y partidos, debe ser permanente. Los ejecutivos insisten en que si realmente el Barça es su primera opción, tendrá que hacer un esfuerzo y aceptar esas bases del acuerdo.

Dembelé también tiene peticiones

El jugador, paralelamente, se siente muy valorado por un entrenador, Xavi Hernández, que está sabiendo motivarle y sacar el mejor fútbol que esconde en las botas. Acompaña positivamente el ambiente joven y distendido que se vive en el vestuario, y en el que Dembelé se siente plenamente integrado con la compañía de amigos como Aubameyang y otros con quienes está haciendo muy buenas migas, como Gavi. Eso no significa que el francés tenga también algunas líneas rojas que no quiere cruzar: no desea bajarse el sueldo (como mucho podría aceptar que no se lo suban), y la prima de renovación para el agente de momento sigue en la lista de peticiones.

Si Dembelé acaba siguiendo en el Barça, se descartará definitivamente el fichaje de Raphinha (Leeds United), que ha estado sonando con fuerza en las últimas semanas. Por otro lado, habría que ver también si una posible continuidad del Mosquito afectaría al futuro de Adama Traoré, en quien quizá el Barça no se implicaría tanto para amarrar su fichaje definitivo. Todos los cabos están sueltos, todavía, y habrá que esperar un tiempo más para ver cómo marchan las futuras reuniones que se prevén entre los ejecutivos blaugrana y el entorno de Dembelé.

 
Hoy destacamos