Universo Blaugrana

Coutinho y Dembelé celebran un gol / EFE

Coutinho y Dembelé celebran un gol / EFE

Coutinho y Dembelé juntos derriban a Neymar

Entre el brasileño y el francés anotaron 29 goles en 2018, más de los que logró el del PSG con el Barça en un año natural

Pau Beya Acero

02.01.2019 19:27h

3 min

No era fácil hacer olvidar la ausencia de Neymar Jr. en el plantel del FC Barcelona, pero entre Philippe Coutinho Ousmane Dembelé lo han logrado. El francés llegó en agosto de 2017 y el brasileño en enero de 2018, y ambos vinieron con la misma misión: sustituir a Neymar Jr., un jugador que se había convertido en una pieza vital en el Barça de los últimos años.

En el año 2018, el brasileño ha anotado 15 goles y el francés 14, lo que en total suma 29 tantos, más de los que nunca logró el actual jugador del PSG mientras jugaba con la camiseta azulgrana. El 10 de Brasil ha anotado 30 goles en este 2019 con la camiseta del club parisino pese a estar fuera de los terrenos de juego entre marzo y junio, aunque es cierto que el nivel de la Ligue 1 es inferior al de la Liga.

Dembelé, de menos a más

Pese a sus buenos números, el primer año entero de Philippe Coutinho Ousmane Dembelé ha tenido muchos altibajos. Valverde no los ve compatibles encima del terreno de juego y eso provoca que se tengan que alternar titularidades y suplencias entre ambos.

El año pasado, por estas fechas, Ousmane Dembelé se acababa de recuperar de una lesión en el fémur que le tuvo apartado entre septiembre y diciembre de 2017. Dos semanas después de volver a los terrenos de juego, se lesionó en Anoeta y estuvo apartado tres semanas más. 

Los mejores momentos de Dembelé con la camiseta azulgrana / YOUTUBE

Su año prácticamente empezó en febrero. El francés anotó su primer gol en 2018 el 14 de marzo frente al Chelsea. En su primera temporada solo anotó tres goles más: uno frente al Celta y dos frente al Villarreal. Acabó la temporada y el rendimiento del francés fue muy discreto en relación a lo que se había pagado por él.

Ha sido en la actual temporada cuando el francés ha empezado a justificar las cifras de su fichaje. Ya en el primer partido oficial, frente al Sevilla en la Supercopa de España, anotó el gol que le dio el título al FC Barcelona. También marcó en el primer partido de la Champions League frente al PSV y tras las cuatro primeras jornadas de Liga ya llevaba tres goles.

Durante el mes de octubre y principios de noviembre, Philippe Coutinho le ganó el puesto, lo que sumado a algunos problemas de disciplina, le puso en el punto de mira de la afición azulgrana. Pero con la lesión del brasileño, el francés aprovechó el momento. En los últimos siete partidos del primer equipo ha anotado cuatro goles y ha acabado la primera parte de la temporada como tercer máximo goleador del equipo con 10 tantos y el año con un total de 14.

Coutinho, efervescente

El rendimiento del brasileño ha sido inversamente proporcional al del francés. Cuando él ha brillado, Dembelé ha pasado desapercibido. Y viceversa. Llegó al FC Barcelona el día de Reyes del año pasado y su adaptación no pudo ser más rápida. Tras recuperarse de la lesión en el muslo que arrastraba desde su estancia en el Liverpool, se hizo rápidamente con la titularidad.

Entre enero y mayo de 2018, fue titular en 17 partidos, 16 en Liga y en la final de Copa del Rey. En su primer semestre en Can Barça anotó 10 goles, unas cifras que en ese periodo de tiempo solo lograron superar Luis Suárez y Leo Messi.

Una foto de Coutinho durante el partido frente al Inter de Milán / EFE

Coutinho, en el partido frente al Inter de Milán en el Giuseppe Meazza / EFE

Con su nivel en el inicio de la actual temporada nadie podía pensar que se encontraría en la situación en la que se encuentra hoy. Hasta principios de noviembre era titular indiscutible y había anotado 5 goles, uno de ellos el primero en el último Clásico (5-1). Pero desde ese gol no ha vuelto a marcar. Un desgarro muscular le tuvo apartado de los terrenos de juego tres semanas y desde entonces ha sido incapaz de quitarle el sitio a Ousmane Dembelé. En los últimos tres partidos de Liga ha sido suplente y está atravesando su peor momento desde que viste la camiseta azulgrana.

Sea uno u sea otro, y aunque no tengan la calidad individual que tiene un jugador como Neymar Jr., a nivel goleador ambos han hecho olvidar la marcha del brasileño cuando parecía que el Barça tardaría mucho en recuperarse. 

 

Hoy destacamos