Universo Blaugrana

Una foto de archivo de Coutinho / EFE

Una foto de archivo de Coutinho / EFE

Coutinho dispara las alarmas en el Barça

La actitud del brasileño genera preocupación en el Camp Nou

08.10.2018 18:29h Actualizado: 08.10.2018 18:51 h.

2 min

Si algo ha demostrado Coutinho desde que llegó al Camp Nou es que su fútbol puede levantar a cualquiera del asiento. El brasileño desprende vitalidad con el balón en los pies y se entiende perfectamente con sus compañeros de ataque.

Sin embargo, el juego de Phlippe Coutinho no siempre es así y eso preocupa en el Barça. Si bien una acción suya puede valer la victoria, el ex del Liverpool ha sido muy intermitente en su juego y es algo que debe mejorar.

Por ahora el brasileño se ha alzado como la opción más fiable para completar el ataque del equipo azulgrana, pero de no mantener una línea de juego más constante, Valverde podría volver a replanteárselo.

Encontrar su lugar

Ocupar una posición que no era la suya fue complicado para Coutinho. Durante el inicio de la temporada Ernesto Valverde tuvo que barajar varias opciones para completar el centro del campo del Barça y el principal candidato fue el brasileño.

Philippe Coutinho recibe felicitaciones por su gol frente al Leganés / EFE

Philippe Coutinho recibe felicitaciones por su gol frente al Leganés / EFE

Sus actuaciones en la medular no fueron satisfactorias. Acostumbrado a desbordar a las defensas rivales, el tener que representar un papel de creación de juego no le sentó bien y eso provocó desequilibrio en el juego del equipo.

No fue hasta el partido que los azulgrana diputaron en Wembley en competición europea cuando el técnico extremeño colocó al brasileño en puestos de ataque y éste demostró mayor incisión y capacidad de combinación de la que había ofrecido hasta la fecha Ousmane Dembélé.

Ahogado

Como puede ser habitual, jugadores que atesoran tanta calidad en sus botas también cuentan con un fuerte carácter y el de Coutinho es el caso. El brasileño quiere brillar y lo demostró en el partido más importante de la temporada para el Barça, pero unos días después no apareció su mejor versión.

Volviendo a ser parte del once inicial en el partido que los azulgrana disputaron el pasado domingo en Mestalla, el brasileño sembró algunas dudas tanto por su juego como por acciones que pudieron perjudicar al equipo.

Philippe Coutinho y Samuel Umtiti en un partido del Barça / EFE

Philippe Coutinho y Samuel Umtiti en un partido del Barça / EFE

Estando bien tapado por el conjunto rival, el desborde y la rapidez de Coutinho no se dejaron ver demasiado. Su ganas de hacer un buen papel le llevaron hasta un cierto desespero que se traducía en un juego poco certero. Perdidas de balones y lentitud para recuperarlos afectaron demasiado al '7'.

Controlar el carácter

Durante el juego, en un forcejeo con el valencianista Parejo estuvo a punto de dejar al Barça en inferioridad numérica. Si bien el colegiado no lo vio así, la respuesta de Coutinho al agarrón de su rival podría haber acabado como la de Lenglet contra el Girona, sobretodo teniendo en cuenta la arbitrariedad con la que se utiliza el VAR.

A su vez, no debe mostrarse tan negativo cuando es sustituido. Valverde optó por dar entrada a Dembélé en el minuto 84 cambiándolo por Coutinho, algo que al brasileño no le gustó. Está claro que él quiere lo mejor para el Barça, pero un desplante al técnico puede costarle ocupar un puesto en el banquillo.

En el Camp Nou sabían que Coutinho es un jugador que encaja en el 'estilo Barça' y, aunque costó, no dudaron en ir a por él. Ahora, tras una adaptación más que superada, es el brasileño el que debe dar un paso al frente y mostrar su mejor fútbol en cada partido.

 

Hoy destacamos