Universo Blaugrana

Los jugadores del FC Barcelona celebran el segundo tanto frente al Olympique de Lyon / EFE

Los jugadores del FC Barcelona celebran el segundo tanto frente al Olympique de Lyon / EFE

Los cracks del Barça que salen reforzados con la 'manita' al Lyon

La goleada a los franceses sirvió de redención a unos y de confirmación a otros

Pau Beya Acero @pbeya96

14.03.2019 17:23h

3 min

El FC Barcelona estará en cuartos de final de la Champions League por 12ª tras superar al Olympique de Lyon en un encuentro más sufrido de lo previsto. Si bien es cierto que el conjunto azulgrana acabó venciendo cómodamente (5-1), durante 20 minutos el OL estuvo a un solo gol de ponerse por delante en la eliminatoria.

En líneas generales fue uno de los mejores partidos de los catalanes esta temporada, que dieron una auténtica lección de como jugar con y sin balón, en especial durante la primera mitad. Messi Piqué​ llevaron la batuta, pero hay muchos otros futbolistas que salieron reforzados de la victoria contra el cuadro francés.

El mejor Coutinho

El principal beneficiado del choque de octavos fue Philippe Coutinho, titular debido a las molestias que arrastraba Ousmane Dembelé. El brasileño hacía meses que no mostraba su mejor versión y el pasado sábado, cuando Valverde lo sustituyó, se escucharon los primeros pitos en el Camp Nou.

Una foto de Leo Messi y Philippe Coutinho celebrando un gol al Olympique de Lyon / EFE

Leo Messi y Philippe Coutinho celebrando un gol ante el Olympique de Lyon / EFE

El 7, en su primera eliminatoria europea en el feudo azulgrana, se mostró muy activo y participativo durante la primera mitad. Hizo mucho daño a la espalda de Dubois Denayer y encontró el premio del tanto en el 31', cuando Luis Suárez, en un arrebato de generosidad, le cedió el balón para que rematara a placer con la portería vacía.

Suárez, sin ansiedad

El uruguayo fue otro de los que activó el modo Champions. Fue una auténtica pesadilla para Marcelo, actuando de ancla y oxigenando el juego azulgrana. Volvió a ser el mejor socio de Leo Messi Philippe Coutinho, fijando a la zaga del OL para que argentino y brasileño gozaran de más espacios.

Una foto de Luis Suárez durante un partido con el Barça / FCB

Una foto de Luis Suárez con el FC Barcelona / EFE

Aún no ha visto puerta en la actual edición de la máxima competición europea, pero poco le importó anoche. En ningún momento mostró ansiedad por anotar un gol y de hecho, en el segundo tanto del FC Barcelona se encontraba en una posición muy favorable para rematar, pero prefirió regalarle la diana a Coutinho.

Noche agridulce

Ousmane Dembelé fue una de las mejores noticias de la noche y, a la vez, la peor. El francés entró al césped en el 70' sustituyendo a Philippe Coutinho. El OL, volcado en ataque debido a la necesidad de anotar otro gol, dejó muchos espacios a su espalda que el 11 no desaprovechó. Fue un peligro constante y finiquitó la eliminatoria en el 86' tras batir a Gorgelin por debajo de las piernas.

Poco después de que acabara el encuentro llegaron las malas noticias: había recaído de las molestias que arrastraba en el bíceps femoral de su pierna izquierda. Deberá estar entre tres y cuatro semanas de baja y probablemente se perderá, como mínimo, el duelo de ida de cuartos de final de la Champions League.

El centro del campo

El triunfo del FC Barcelona no se entiende sin observar lo que sucedió en aquella zona del campo que tantas alegrías ha dado a los aficionados azulgrana: el centro del campo. Busquets fue el jefe de operaciones, iniciando todas las jugadas azulgrana y frenando todos los contrataques. Rakitic, incansable una vez más, ofreció un trabajo impagable en la recuperación, mientras Arthur dominaba los tempos del encuentro a su antojo.

Una foto de Leo Messi y Arthur Melo celebrando su gol al Olympique de Lyon / EFE

Leo Messi y Arthur celebrando un gol ante el Olympique de Lyon / EFE

Si cualquiera de los tres falla, los culés pueden estar tranquilos, pues Arturo Vidal volvió a demostrar que es el suplente de oro. En los 20 minutos que estuvo sobre el césped no paró de pelear y aportó esa intensidad tan necesaria para amedrentar al rival y sentenciar la eliminatoria.

El duelo ante el Olympique de Lyon fue un no parar de buenas noticias. Por el juego coral del equipo, por la enésima exhibición de Messi Piqué, por la redención de Coutinho, por Suárez, que olvidó su obsesión, y por un centro del campo que estuvo a la altura de las grandes noches.

 

Hoy destacamos