Universo Blaugrana

Xavi, dando órdenes a sus jugadores durante un entreno del Barça

Xavi, dando órdenes a sus jugadores durante un entreno del Barça

Los cuatro delanteros del Barça que tienen los días contados

Mateu Alemany y Jordi Cruyff tienen previsto revolucionar el ataque azulgrana este verano

Carlos Domínguez @CarlosDomnguez1

27.04.2022 11:23h

2 min

Como suelen decir los más optimistas, el verano ya está aquí. O, al menos, cada vez más cerca. Y el FC Barcelona, que ya no tiene nada que jugarse esta temporada 2021-22 más allá de quedar en segunda posición de Liga, está trabajando en la confección de la plantilla de la próxima campaña. El objetivo, como han dejado claro Jordi Cruyff y Mateu Alemany en los últimos días, es mejorar sus prestaciones, equilibrar el nivel en todas las zonas del campo y hacerla más competitiva para volver a luchar por títulos importantes.

Se producirán cambios notables. Llegarán nuevos refuerzos para distintas posiciones, y se marcharán futbolistas que no cuentan para Xavi o que, por su situación contractual, no tienen cabida. En el frente de ataque es donde podría producirse la mayor revolución, dado que únicamente tienen asegurada su continuidad Ferran Torres, Ansu Fati, Pierre-Emerick Aubameyang y puede incluso que Ousmane Dembelé, aunque en el caso del francés todo dependerá de si finalmente llega o no a un acuerdo con el Barça para su renovación.

Sacrificios para llenar las arcas

Del resto, hay cuatro delanteros que tienen las horas contadas. Dos de ellos son Martin Braithwaite y Memphis Depay, con distinto cartel en el mercado de fichajes y que el Barça aprovechará para hacer caja y sacar algo de dinero, al no ser ahora mismo futbolistas imprescindibles para Xavi Hernández. El danés apenas ha tenido minutos desde que el egarense aterrizó en el banquillo, mientras que el holandés es una estrella consagrada que, pese a seguir siendo el máximo realizador del equipo esta temporada, no ha sido capaz de tener regularidad en sus actuaciones.

La situación de los cedidos

Los otros dos casos son Luuk de Jong y Adama Traoré, jugadores que se encuentran cedidos y por quienes el Barça no efectuará opción de compra. El espigado ariete neerlandés se ha destapado como un recurso muy útil en esta segunda parte del curso, marcando goles importantes a pesar de sus pocos minutos. Sin embargo, regresará al Sevilla al término de su cesión y el club hispalense deberá decidir si se lo queda en plantilla (ya tiene a Rafa Mir y En-Nesyri) o si aprovecha también para ganar algo de dinero con un hipotético traspaso.

Gavi, Adama y Sergiño Dest, durante un entrenamiento del Barça / FCB

Gavi, Adama y Dest, durante un entrenamiento del FC Barcelona / FCB

En cuanto a Adama, la explicación es sabida ya por gran parte del barcelonismo. Aunque es un revulsivo útil para segundas partes o partidos de menor calado, la realidad es que ha ido de más a menos desde que llegó a finales de enero. El hecho de que el Wolverhampton le haya cedido con una opción de compra de 30 millones de euros, visto el flojo rendimiento que está ofreciendo en los últimos partidos, sentencia la posibilidad de que el FC Barcelona pueda ejercer un pago tan cuantioso por un jugador tan irregular.

Abde y Jutglà, los tapados

En Can Barça quieren asegurar el tiro, y buscarán perfiles más completos para reforzar el centro del ataque y las posiciones de extremo. Robert Lewandowski (Bayern Múnich) y Raphinha (Leeds United) son los dos posibles refuerzos que más suenan. Tampoco se descarta que Ferran Jutglà y Abde Ezzalzouli, que están sobresaliendo en el Barça B y ya tuvieron muy buenas participaciones con el primer equipo, puedan tener cabida en función de la fluctuación que se dé en el mercado azulgrana. Ahora mismo, todas las ventanas están abiertas. Y lo que hace falta es que entren, precisamente, nuevos aires.

 
Hoy destacamos