Universo Blaugrana

Arthur, en un partido con el Barça | EFE

Arthur, en un partido con el Barça | EFE

El dardo envenenado de Arthur Melo que esconde muchas rencillas internas

El centrocampista brasileño lanzó un polémico mensaje a través de las redes sociales

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

22.07.2020 21:50h

2 min

La angustia persigue a Arthur Melo desde hace semanas. En concreto, desde el pasado 29 de junio, cuando el Barça anunció de forma oficial el traspaso del centrocampista brasileño a la Juventus, a cambio de Miralem Pjanic y diez millones de euros. 

La pandemia del coronavirus, que obligó a postponer durante unos meses las competiciones, también ha provocado una situación insólita en el mercado de fichajes. En este sentido, y aunque el movimiento ya está cerrado, Arthur tendrá que acabar la temporada con el Barça. Se podrá incorporar con su nuevo equipo cuando finalice la Champions en agosto. Pero hasta entonces, sigue siendo jugador culé.

Arthur en un partido del Barça / EFE

Arthur en un partido del Barça / EFE

Algo que no está sabiendo sobrellevar de la mejor manera posible el jugador carioca. Sobre todo porque desde que se anunció el movimiento, no ha vuelto a vestirse de corto. Además, ha sido protagonista de claras faltas de actitud fuera del terreno de juego, que dificultan todavía más que Setién cuente con él para la máxima competición continental. Por tanto, todo apunta a que podría haber puesto el punto y final ya a su etapa como culé. 

Los problemas ocultos de Arthur con el club

Arthur no está recibiendo la despedida que se esperaba por parte del FC Barcelona. Está pasando por un momento agridulce, y así lo quiso demostrar a través de sus redes sociales, con un polémico mensaje: "Una pasión que nunca me quitarán". Una declaración que parece dirigida directamente a la directiva azulgrana, que no le está permitiendo despedirse sobre el césped. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una pasión que nunca me quitarán. ❤️⚽️

Una publicación compartida de Arthur Melo (@arthurhmelo) el

Sin embargo, hay que destacar que el brasileño tampoco está en una situación para reclamar nada. En la entidad azulgrana no está contentos ni con su rendimiento ni tampoco por la falta de profesionalidad que ha demostrado en sus dos años en el Camp Nou. Lesiones extrañas, polémicas extradeportivas, falta de compromiso en momentos vitales... No ha sido precisamente un ejemplo de responsabilidad. 

Su salida no estuvo precipitada solamente por motivos económicos. En el vestuario hacía meses que notaban su falta de ritmo e intensidad en los entrenamientos. Y todo esto ha acabado comportando su salida por la puerta de atrás, y de mala manera, del Barça. 

Quique Setién y Arthur Melo durante un partido /REDES

Quique Setién y Arthur Melo durante un partido /REDES

Pjanic, todo lo contrario

Una situación totalmente distinta a la que vive su repuesto, Miralem Pjanic, en sus últimos meses como jugador de la Juventus. Sarri sigue contando con él, y continua siendo el líder indiscutible de la medular de la Vecchia Signora. Solo se ha perdido dos encuentros tras el retorno del fútbol a tierras italianas. 

Eso sí, hay que destacar que el bosnio se ha ganado tener una despedida por todo lo alto en la Juve. En sus cuatro años jugando en Turín, se ha convertido en el gran dueño del centro del campo. No se ha perdido prácticamente choques por lesión, y siempre ha demostrado un deber indudable con el club. 

Miralem Pjanic con la Juventus /REDES

Miralem Pjanic con la Juventus /REDES

A los dos futbolistas les queda todavía algunas semanas vistiendo la camiseta de sus actuales equipos. Sin embargo, ya se puede intuir una despedida mucho más sentida de la afición de la Juventus a Pjanic, muy respetado por todas las esferas de la entidad; que a un Arthur que se ha convertido en el espejismo de Xavi Hernández en el Can Barça. 

 
Hoy destacamos