Universo Blaugrana

Una foto de Frenkie De Jong durante el Ajax- Juventus de cuartos de final de la Champions League / Instagram

Una foto de Frenkie De Jong durante el Ajax- Juventus de cuartos de final de la Champions League / Instagram

De Jong colecciona honores para ser el nuevo Busquets

El holandés volvió a firmar otro partido para el recuerdo ante la Juventus; exuberante en la creación del juego y vital en el repliegue defensivo

Claudia Granja @c_granjafranch

12.04.2019 11:32h

2 min

Frenkie de Jong es la sensación del barcelonismo. Todavía no se ha vestido de azulgrana, ni tan siquiera ha pisado la Ciutat Esportiva Joan Gamper ni el Camp Nou como futbolista, pero sus recitales en Ámsterdam no son ajenos para nadie, especialmente cuando la fortuna ha querido que se enfrentara al Real Madrid --al que eliminaron-- y a la Juventus de Cristian Ronaldo.

Dos rivales conocidos por el Barça y en los que el holandés ha demostrado ser un jugador de élite a sus apenas 21 años. Frente a la Vecchia Signora volvió a brillar con luz propia. No acaparó los focos por goles o asistencias, pero sí el reconocimiento de un fútbol tan irrefutable como necesario en la medular: intratable en la creación del juego y crucial en el repliegue defensivo ante las embestidas juventinas.

Liderazgo innato

A sus 21 años, De Jong es el líder indiscutible de la medular holandesa. Un pívote sacrificado en defensa y consciente de sus obligaciones y un cerebro privilegiado en la distribución del juego. Un perfil que encaja a la perfección en el esquema azulgrana y que se espera que dé el paso definitivo en el Camp Nou la próxima temporada.

Frenkie de Jong sacando un balón con la cabeza contra la Juventus / EFE

Frenkie de Jong sacando un balón con la cabeza contra la Juventus / EFE

Tiene una técnica envidiable, recursos por doquier y un físico aplastante que demostró en un sprint de 40 metros para evitar el tanto de Bernardeschi. El 91% de los pases completados fueron buenos y recuperó 17 balones ante toda una Juventus de Turín. Asimismo, según los datos facilitados por Opta, el ajacied se convirtió en el jugador más joven en la historia de la Champions que, en un partido a partir de los cuartos de final en adelante, consigue completar 117 toques de balón. Una estadística que, casualmente, ostentaba hasta ahora Sergio Busquets. Justamente de quien heredara la posición una vez el de Badía abandone la disciplina azulgrana.

De Jong es ya una realidad a la que solo falta ver en feudo azulgrana. Su juego y sus características técnicas y físicas encajan a la perfección en el ADN azulgrana. Cocido y desarrollado en la cuna del fútbol holandés, sus similitudes prometen un centrocampista de élite para años. Su adaptación tampoco se prevé excesivamente compleja. El centro del campo que se viene da miedo con De Jong al comando de la nave.

 

Hoy destacamos