Universo Blaugrana

Matthijs de Ligt celebra el gol que anotó ante Inglaterra / EFE

Matthijs de Ligt celebra el gol que anotó ante Inglaterra / EFE

De Ligt, ángel y demonio

El central pasó de verdugo a salvador de Holanda en apenas 40 minutos

Pau Beya Acero

07.06.2019 14:21h

2 min

El próximo domingo Matthijs de Ligt tendrá la oportunidad de levantar su primer título con la selección holandesa. La oranje se enfrentará a Portugal en la final de la UEFA Nations League después de superar en semifinales a Inglaterra (3-1). Tras los 90 minutos reglamentarios el resultado era de 1-1 y en la prórroga los errores de Stones Barkley condenaron a los three lions.

Uno de los grandes protagonistas del encuentro, tanto en el aspecto positivo como en el negativo, fue el joven central del Ajax. En la primera mitad, cuando Holanda dominaba, no acertó a controlar un balón dentro del área después de un pase de De RoonRashford se llevó el esférico y no tuvo más remedio que derribarlo y cometer penalti. El propio futbolista del Manchester United acabaría batiendo a Cillessen desde los once metros.

Salvador

Un fallo tan clamoroso hubiera hundido a cualquier jugador, pero no a De Ligt. Toda vez que el delantero inglés anotó el penalti, el holandés hizo borrón y cuenta nueva y actuó como si nada hubiera pasado. Siguió ayudando en la salida del balón, acertó en la gran mayoría de sus decisiones y defensivamente fue una pesadilla para Sterling, Sancho, Kane y todo aquel que osara encararlo.

Además, fue él mismo quien enmendó su propio error. Con el 0-1, Inglaterra estaba mucho más cómoda sobre el terreno de juego que los de Koeman. Los holandeses dominaban la posesión, pero el único peligro llegaba con disparos lejanos que apenas inquietaban a Pickford. La mayor amenaza no eran los tiros, sino los córners que se podían derivar de ellos.

Matthijs de Ligt anota el primer gol de Holanda / EFE

Matthijs de Ligt anota el primer gol de Holanda / EFE

Fue precisamente en un saque de esquina donde De Ligt, 40 minutos después de cometer el penalti, corrigió su fallo. Entró hasta la cocina y, sin oposición, puso el balón en el fondo de la red y mandó el encuentro a la prórroga, donde Promes Depay dieron el pase a Holanda.

La capacidad goleadora del aún futbolista del Ajax es una de sus mayores virtudes. No es común ver a un central anotar tantas veces y en momentos tan importantes. Cabe recordar que con su equipo ya lo hizo en cuartos y semifinales de la Champions League. En lo que a este apartado se refiere, De Ligt empieza a recordar a zagueros como su seleccionador, Ronald Koeman Franz Beckenbauer.

Revalorización constante

Con un triunfo ante Portugal De Ligt redondearía una temporada escandalosa. La empezó siendo una promesa y la ha acabado como uno de los mejores centrales del planeta. Mejora partido tras partido y actualmente es complicado atisbarle un techo. Con solo 19 años es el capitán de un histórico como el Ajax e indiscutible con la selección holandesa.

De Ligt celebrando un gol con el Ajax / EFE

De Ligt celebrando un gol con el Ajax / EFE

Mientras tanto, el FC Barcelona, que parece el equipo mejor colocado para abordar su fichaje, desea que si acaba vistiendo de azulgrana siga con esta magnífica progresión y se convierta en el mejor central del mundo. El holandés sigue mareando la perdiz con su destino, pero a nadie escapa que, dinero aparte, su destino favorito es el Camp Nou.

 

 

Hoy destacamos