Universo Blaugrana

Sarabia y Setién conversando en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Sarabia y Setién conversando en un entrenamiento del Barça / FC Barcelona

Las decisiones más polémicas de Setién desde que llegó al Barça

El entrenador cántabro todavía no ha encontrado la tecla para ver el buen fútbol que desea

Oriol Quintana @urikingkat

03.03.2020 10:07h Actualizado: 03.03.2020 10:11 h.

2 min

Quique Setién sigue buscando el mejor sistema para ver la mejor versión del Barça. Este domingo vimos un nuevo sistema con él. El clásico 4-4-2 de Ernesto Valverde con una ligera variante: De Jong y Arturo Vidal actuaban de interiores más avanzados, entre la línea defensiva y la medular del Real Madrid.

La primera parte de los azulgranas fue francamente buena. Se merecían ir al descanso con un buen resultado en el marcador, pero no hubo suerte de cara a portería: Griezmann, Messi y Arthur erraron sus ocasiones. La segunda parte es historia. Vinicius Junior y Mariano Díaz hicieron pagar errores de concentración e imprecisiones y decidieron el clásico.

Griezmann lamentando una ocasión contra el Real Madrid / EFE

Griezmann lamentando una ocasión contra el Real Madrid / EFE

A toro pasado todo es más sencillo. Muchos aficionados recriminaron al técnico la presencia del chileno a la de Ansu Fati o Martin Braithwaite, dos perfiles ofensivos que hubieran puesto en apuros la defensa blanca. Aunque Arturo Vidal hizo una correcta primera parte, salió retratado en la segunda.

Las decisiones más polémicas

De Valverde a Setién ha habido varios cambios, pero pocos muy drásticos. Primero es la gran variación de sistemas. Con el cántabro hemos visto desde el clásico 4-3-3 al 4-4-3 o al 4-3-1-2. Incluso en los primeros partidos vimos un 3-5-2, un sistema que usaba en el Real Betis con gran éxito, que no dio sus frutos. Los malos resultados -sobre todo la derrota contra el Valencia (2-0)- le obligaron a cambiar el esquema.

Otra de las modificaciones la hemos visto en los centrales. Samuel Umtiti ha pasado claramente por delante de Clement Lenglet. En los partidos clave -Valencia, Nápoles y Real Madrid- ha jugado el ex del Olympique de Lyon sin demostrar que está mucho mejor. De momento, el 15 se debe conformar con aquellos partidos menos exigentes.

Umtiti en una acción de juego contra el Madrid / EFE

Umtiti en una acción de juego contra el Madrid / EFE

En el mercado invernal también dio que hablar. Dio el “okey” a la salida de Carles Pérez a la Roma, operación pensada para equilibrar las cuentas, y apostó todo a la carta Dembelé. Con la lesión del galo se quedó sin efectivos y el Barça tuvo que recurrir al mercado de urgencia. El escogido fue el versátil Braithwaite por 20 millones de euros, casi el doble de lo que costaban otros nueves como Ángel Rodríguez, delantero del Getafe.

En el punto de mira también está su gestión de La Masía. Riqui Puig solamente tuvo minutos contra el Granada, Ibiza y Levante -solo titular en Copa del Rey- y ha desparecido de las convocatorias. También ha ido a la baja la presencia de Ansu Fati. Arturo Vidal le ha pasado por delante incluso como extremo.

Conservadurismo

Quique Setién sabe que lo importante en Can Barça no solamente es jugar bien, sino que también ganar. Por ese motivo, fuera de casa es ya habitual ver a cuatro centrocampistas como en casa del Real Betis, el Nápoles y el Real Madrid. Un sistema más conservador. Dos de los más beneficiados han sido Ivan Rakitic y Arturo Vidal.

Arturo Vidal, obstaculizado por Toni Kroos en el Real Madrid-Barça | FCB

Arturo Vidal, obstaculizado por Toni Kroos en el Real Madrid-Barça | FCB

Parecía que, con el cántabro, el croata y el chileno perderían protagonismo pero no. Sobre todo, este último está siendo clave en los esquemas. Lleva tres partidos consecutivos como titular y no se le ha castigado en absoluto la ridícula expulsión en San Paolo. Días después salió de inicio en el Santiago Bernabéu.

Hoy destacamos