Universo Blaugrana

Luis Suárez, Ansu Fati, Arturo Vidal y Leo Messi celebrando un gol / FC Barcelona

Luis Suárez, Ansu Fati, Arturo Vidal y Leo Messi celebrando un gol / FC Barcelona

La delantera que quiere Messi para el Barça 2020-21

El argentino es consciente que se debe rodear bien si quieren tener opciones de Champions League

Oriol Quintana @urikingkat

09.04.2020 09:34h Actualizado: 09.04.2020 09:45 h.

2 min

En los últimos años, Leo Messi no se ha escondido respecto al objetivo de la temporada: la Champions League. El argentino tiene entre ceja y ceja volver a coronarse como el mejor equipo de Europa, pero es consciente como el reconoció hace unos meses en una entrevista que “la plantilla no nos alcanza”.

Por ese motivo, el capitán del Barça espera este verano un esfuerzo -a pesar de las crisis del coronavirus- para reforzar sobre todo la delantera, una de las zonas que más han ido a la baja en los últimos años. Solo cabe recordar los desastres en el Olímpico de Roma y en Anfield, naufragando fuera de casa.

Messi sabe que una buena delantera no solo gana partidos, sino que también campeonatos. En 2015 se vio un equipo que ya no ofrecía el control de años pasados pero que se aguantaba gracias a la capacidad goleadora de su tridente -Messi, Suárez y Neymar, un tridente que podría volver.

Los escogidos de Messi

Más allá del terreno de juego, las relaciones personales son importantes para el 10. Por ese motivo, no se espera que Luis Suárez abandone la entidad por ahora. Se está recuperando de una importante lesión y a sus 33 años podría seguir siendo importante combinando titularidades y suplencias.

Messi y Luis Suárez celebran un gol del Barça / EFE

Messi y Luis Suárez celebran un gol del Barça / EFE

Una de las mejores noticias de la temporada es la irrupción de Ansu Fati, un jugador que se ha entendido muy bien con el argentino. Aunque tenga solamente 17 años, tiene un enorme futuro y presente en el club y se espera que el próximo curso tenga más importancia aún de la que ha tenido hasta ahora.

El gran deseado

Messi nunca se ha escondido. Le haría extrema ilusión ver de vuelta a Neymar Junior, delantero del PSG. Si el extremo brasileño fuerza su salida, podría ser traspasado por una cifra alrededor de unos 170 millones de euros. La secretaría técnica deberá marcarse unas prioridades pues difícilmente se llegue a todo lo que se había planeado.

Es prácticamente inviable que llegue el extremo y Lautaro Martínez. El delantero del Inter de Milán tiene un precio de 111 millones de euros y es complicado -por no decir imposible- que el club invierta unos 300 kilos en dos refuerzos para la línea ofensiva. Si el capitán tuviera que escoger a uno, sin duda escogería al carioca. Con él formaron uno de los mejores tridentes del mundo.

¿Griezmann o Dembelé?

Bartomeu ya avisó la semana pasada que este mercado de fichajes, las operaciones podrían ser truques entre jugadores más dinero. En la delantera hay dos futbolistas que podrían entrar en una operación importante. Griezmann y Dembelé no se han adaptado y uno de los dos podría salir para afrontar una de las dos llegadas.

Dembelé sustituyendo a Griezmann en el Barça - Inter / EFE

Dembelé sustituyendo a Griezmann en el Barça - Inter / EFE

Difícilmente lo hagan los dos, pero no se descarta una venta sonada de uno de los franceses. Con estas operaciones quedarían disponibles para Setién cinco delanteros: Messi, Suárez, Neymar o Lautaro, Griezmann o Dembelé y Ansu Fati. A esta lista se le debería sumar la incorporación de Francisco Trincao, fichado el pasado mes de enero por 31 millones de euros, un canterano que pueda subir del Barça B o un fichaje tapado.

 
Hoy destacamos