Universo Blaugrana

Una foto de Luis Suárez lamentando una ocasión / EFE

Una foto de Luis Suárez lamentando una ocasión / EFE

Demasiados cracks señalados en el Barça tras el tropiezo contra el Girona

Algunos pesos pesados del vestuario como Suárez o Piqué demostraron estar muy lejos de su nivel en una noche que exigía el máximo sacrificio tras la expulsión de Lenglet

Claudia Granja @c_granjafranch

24.09.2018 12:44h

2 min

Varios pesos pesados están en la libreta de Ernesto Valverde este lunes o, al menos, deberían estarlo. El partido frente al Girona de este domingo volvió a sembrar las dudas en el equipo, confirmó una desmejora en el juego colectivo, especialmente defensivo, y señaló a varios intocables del vestuario.

El equipo tuvo que achicar aguas en un partido que se le puso en contra desde el minuto 35 con la expulsión de Lenglet, pero por el que acabó al borde del abismo por un exceso de relajación y falta de concentración impropio de algunos jugadores de primer nivel. 

Piqué y Suárez, muy lejos de su mejor versión

No fueron los únicos, pero su peso en el vestuario y en la plantilla es incuestionable y agranda la preocupación del club y la afición. El central tuvo una noche nefasta en defensa. Sus dos despistes propiciaron los dos únicos tantos del Girona. Estuvo lento, desatento y pasivo en las jugadas en que el Girona piso área. Stuani y Portu fueron un quebradero de cabeza para el central que acusó un exceso de confianza.

Enmendó sus errores en ataque con el gol del empate, pero no fue suficiente. El Barça se dejó dos puntos en casa que de momento han costado el liderato en solitario. Pero el '3' no fue el único. Otro de los 'grandes' señalados fue Suárez. Su arranque de temporada no está siendo bueno, algo que viene repitiéndose desde hace dos temporadas. Al charrúa le cuesta arrancar, pero ayer era una sombra de lo que el Pistolero puede llegar a ser. Malos controles, poca presencia ofensiva, lejos del área y falta de carácter. Acabó en el suelo en cada disputa de balón en busca de faltas inexistentes. 

Suárez se desespera con Dembelé y algunas de sus decisiones, pero tras su puesta en escena frente al Girona debería preocuparse más por sí mismo.  

Demasiadas novedades

Lenglet, Arturo Vidal y Arthur compartieron once inicial por primera vez. El francés estuvo a la altura, pero una acción --aparentemente fortuita-- le costó la roja directa y dejó al equipo con 10 a falta de una hora de juego. Un error arbitral que no le suma a su favor. Los dos centrocampistas se hicieron dueños de la medular bajo la supervisión de Busquets, pero el cambio repentino de planes tras quedarse con 10 sacrificó a dos jugadores que tuvieron que readaptar el planteamiento del partido. Valverde no tuvo otro remedio que retirarlos para retomar el control del partido.  

Dembelé tampoco tuvo su noche. No tuvo tiempo de marcar tras ser el sacrificado de Valverde, pero no brilló en los 45 minutos de los que dispuso. Coutinho tuvo que salir al rescate de un Barça que se atascó con 10. Extrañó verle en el banquillo. De momento, el único argumento que sujeta a Valverde es que el mosquito está inspirado de cara a puerta. el técnico azulgraa no parece que vaya a cambiar de planes, pero con menos de 30 minutos aportó más que en 45 del francés. Valverde tendrá que tomar una decisión.

 
Hoy destacamos