Universo Blaugrana

Dembelé, en un partido con el Barça | EFE

Dembelé, en un partido con el Barça | EFE

Dembelé, el ángel y demonio que marca las diferencias

El extremo francés puede tener la clave táctica del partido contra el Real Madrid

Oriol Quintana @urikingkat

09.04.2021 10:35h

1 min

Esta es la temporada de consolidación de Ousmane Dembelé en el FC Barcelona. Es el primer curso en el que no se ha lesionado muscularmente y se ha ganado a pulso un sitio en el once titular de Ronald Koeman. Sea cual sea el esquema táctico, el holandés siempre le busca cabida.

El francés empezó el curso como lo que es, un extremo puro. Después, con la defensa de tres su posición pasó a ser la de referencia ofensiva, siempre móvil y buscando los espacios que deja la defensa rival. Cuando no es posible, como contra el Real Valladolid, vuelve a la banda a intentar el uno contra uno.

Este sábado tiene un reto en mayúsculas: demostrar ante el Real Madrid que este es su curso. En la ida (1-3) fue suplente y solamente jugó ocho minutos. No se espera otra cosa que no sea titular en Valdebebas. Su anarquía puede ser un dolor de cabeza para una defensa blanca que estará en cuadro.

Dembelé en una acción contra el Valladolid / FC Barcelona

Dembelé en una acción contra el Valladolid / FC Barcelona

Su irregularidad está dejando paso a la serenidad y concentración. Cada día que pasa piensa más en el colectivo, se asocia con más facilidad y se le ve totalmente integrado al vestuario. Además, lo hace siendo decisivo. En la última jornada, contra el Valladolid, marcó un gol en el último minuto que puede valer una Liga.

Regularidad

Dembelé, desde que llegó a Barcelona, fue un habitual de la enfermería. Se lesionó muscularmente y de gravedad en tres ocasiones. Esta temporada ha cambiado de hábitos y está dando resultado: suma 2.301 minutos, ha disputado 36 encuentros y 24 de ellos han sido consecutivos.

Los números no son nada malos. En estos 36 choques, ha marcado once goles --algunos de ellos decisivos-- y ha repartido cuatro asistencias de gol. Las sensaciones que deja son cada vez mejores. Es titular en las grandes citas, genera muchas ocasiones y parece que lo único que se le sigue resistiendo es el gol.

Ousmane Dembelé celebrando su gol ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

Ousmane Dembelé celebrando su gol ante la Real Sociedad en Anoeta / FCB

Contra el Real Madrid puede ser una de las claves tácticas. Si se apuesta por dos puntas, Messi haría de mediapunta y Dembelé de nueve móvil. Si se quiere fijar los tres delanteros, también puede ocupar una de las bandas y buscar las espaldas de los laterales blancos. Puede ser uno de los nombres del clásico.

 
Hoy destacamos