Universo Blaugrana

Ousmane Dembelé con Mbappé en el PSG-Barça / EFE

Ousmane Dembelé con Mbappé en el PSG-Barça / EFE

Dembelé, el arma letal de Koeman con la pólvora mojada

El delantero francés fue determinante en la creación de peligro ofensivo ante el PSG, pero no consiguió marcar

Alba Cabrera

11.03.2021 14:08h

1 min

Le ha costado mucho. Pero por fin Ousmane Dembelé empieza a demostrar en el FC Barcelona el gran jugador que es. Y, sobre todo, el potencial que tiene para ser un jugador aún mucho mejor. Con las lesiones respetándole y más centrado, se demuestra que fue un buen fichaje. Su gran reto, afinar la puntería.

En la vuelta de los octavos de final en la que el Barça se ha despedido este año de la Champions League ante el PSG, El Mosquito fue un jugador determinante para generar peligro ofensivo ante la portería de Keylor Navas. Con la eliminatoria ya sentenciada, a los 78 minutos Ronald Koeman decidió sustituirlo por Martin Braithwaite, consciente de que es muy importante para lo que queda de Liga y la final de la Copa del Rey.

Ousmane Dembelé ante el PSG en París / FCB

Ousmane Dembelé ante el PSG en París / FCB

Pero, en París, el técnico holandés descubrió al ‘9’ que Dembelé lleva dentro. Nada más empezar el encuentro, Ousmane generó cinco ocasiones de gol en 18 minutos y efectuó siete remates en 23 minutos. Unos números empañados por su falta de precisión al disparar.

No sólo generó ocasiones

Lo cierto es que Dembelé fue clave para que los culés pudieran pensar durante gran parte del partido que la remontada en el Parque de los Príncipes era posible. El delantero galo tuvo su ocasión de gol más peligrosa en el 19’, con un zurdazo que obligó a Navas a estirarse y un remate con la derecha en el 30’ que hizo de nuevo que el meta del conjunto parisino tuviera que intervenir.

En París, Ousmane generó más que no sólo ocasiones de gol. Durante la primera parte, arrastró a los centrales hacia su lado derecho con su movilidad y rapidez para permitir que Leo Messi y Antoine Griezmann encontraran los espacios por el otro costado.

Ousmane Dembelé en el PSG-Barça / FCB

Ousmane Dembelé en el PSG-Barça / FCB

Su desparpajo provocó que la defensa del PSG lo vigilara más de cerca tras el descanso. Fue entonces cuando Dembelé optó por el rol más de pasador que de rematador y dio una muy buena asistencia a Jordi Alba que se le escapó por poco. Incisivo, desestabilizando al rival, Ousmane ofrenció la versión que el Barça espera de él.

 
Hoy destacamos