Universo Blaugrana

Griezmann y Dembelé durante un entrenamiento/ EFE

Griezmann y Dembelé durante un entrenamiento/ EFE

Dembelé contra Griezmann, el fratricidio que se viene en el Barça

Los dos jugadores franceses podrían ser la llave de alguna operación bomba que intentará el conjunto azulgrana este verano

Sergio Cabanelas @SCabanelas10

09.04.2020 18:57h

3 min

El coronavirus ha paralizado el mundo del fútbol, y ha provocado una incertidumbre constante sobre el futuro próximo. Todas las grandes ligas y competiciones se encuentra suspendidas hasta próximo aviso. Y aunque los clubes se muestran optimistas con la vuelta a los terrenos de juego en las ligas nacionales, mucho más negro está la finalización de la actual edición de la Champions League

De momento, todos se encuentran a la espera de cómo evolucione la pandemia. Los máximos organismos siguen con reuniones para plantear escenarios de cómo y cúando se podrían reanudar los encuentros. No obstante, la incerteza sigue siendo máxima.

Bartomeu con Abidal en una imagen de archivo / Redes

Bartomeu con Abidal en una imagen de archivo / Redes

Y otra de las grandes incógnitas será cómo se podrá desarrollar el mercado de fichajes, y qué pasará con los jugadores que acaban contrato el 30 de junio, en caso de que los torneos se alarguen. Este hecho ha provocado que muchos clubes empiecen a trabajar en la plantilla del curso que viene, sin conocer cúando podrán fichar, y cuál será la situación de mercado. 

Mercado clave para el Barça

Una inquietud que afectará especialmente al Barça, que se enfrentará a un periodo de traspasos clave, y con la necesidad de renovar gran parte del vestuario. En la entidad azulgrana se contemplan diferentes salidas, y refuerzos para prácticamente todas las posiciones. 

Lautaro Martínez, celebrando un gol con el Inter | EFE

Lautaro Martínez, celebrando un gol con el Inter | EFE

El gran objetivo es conseguir al ansiado delantero que sea el heredero de Luis Suárez en el futuro próximo. Todos los esfuerzos están centrados en Lautaro Martínez. No obstante, no menos necesaria será la contratación de un centrocampista, y más si acaban saliendo Rakitic y Arturo Vidal. Finalmente, en defensa, los problemas en las rodillas de Umtiti han provocado que el FC Barcelona lo incluya en la lista de transferibles. Si el francés se marcha, se apostará decididamente por un nuevo central. 

Y finalmente, pero no menos importante, Josep María Bartomeu buscará una llegada bomba para acabar a lo grande su mandato. Una incorporación estelar para ganarse al vestuario, y sobre todo a Leo Messi: Neymar Junior. El presidente culé, tras el último cisma con su directiva, necesitará urgentemente el apoyo de los jugadores, e irá con todo a por un fichaje que es el gran deseo del capitán azulgrana. 

Neymar y Bartomeu en la última renovación del brasileño / EFE

Neymar y Bartomeu en la última renovación del brasileño / EFE

La lucha entre Griezmann y Dembelé

Sin embargo, convencer al Paris Sant Germain este verano será más difícil que nunca. Las pérdidas provocadas por el coronavirus comportará un cambio total en las operaciones. Expertos ya avanzaron que se acabarían los fichajes millonarios. En este sentido, sin dinero, el Barça solo podrá convencer al conjunto parisino a través de un intercambio de jugadores. 

Y en este contexto, será la guerra entre Griezmann y Dembelé la que entrará en escena. Los dos grandes amigos podrían ser los grandes afectados de la negociación del Barça por Neymar. El PSG no quiere vender a ninguna de sus estrellas, pero si tiene que declarar a alguien intransferible, será Mbappé, con el que pretenden formar un equipo lleno de cracks franceses. Un proyecto en el que encajarían a la perfección cualquiera de los dos atacantes galos del conjunto azulgrana. 

Dembelé sustituyendo a Griezmann en el Barça - Inter / EFE

Dembelé sustituyendo a Griezmann en el Barça - Inter / EFE

Leo Messi, y por tanto el Barça, tienen claro que el brasileño está por encima de Dembelé y Griezmann. Por tanto, si el club azulgrana decide lanzarse a por todas por él, uno de los dos franceses tendría que entrar en la operación. El club no puede permitirse pagar el sueldo de todos. Además, teniendo en cuenta la proyección del ex del Dortmund, que solo tiene 22 años y que muchos analistas consideran que es todavía una joya por explotar, hacen que sea El Principito el que cada vez tenga más numeros para salir.  

 
Hoy destacamos